Mi pasión se trata de difundir la importancia de utilizar para nuestras necesidades básicas materia orgánica, consiguiendo tener el menor impacto negativo en el medio en que vivimos y en nosotros mismos. Crear una relación respetuosa con el entorno natural y de esta forma donde el origen está en la naturaleza, se crea una relación donde cuidarnos mutuamente. Sin otro fin más que la salud en tu cuerpo, llegue a las demás partes de ti y se cree una armonía completa.

Para mí es especial porque siento que es una gran necesidad. A día de hoy, estamos rodeados de todo tipo de sustancias tóxicas, tanto en la alimentación, como en productos para el cuidado del cuerpo, como en el aire y también el estrés es un añadido que resta en nuestra salud. Esta necesidad de cambio es evidente, las personas empiezan a enfermar cada vez más. Me hace feliz sentir que esta situación cambia y que prevenimos y terminamos con esta cadena de consumo destructivo.

Empecé hace un año aproximadamente, estaba realizando un curso de pedagogía social cuando conocí a un chico muy bonito del que me enamoré, él es un apasionado de la agricultura ecológica y éste fue el punto de partida. Al mismo tiempo conocí a una chica que le encantaban las plantas, y así empezó todo. De forma autodidacta aprendo cada día y voy realizando mi labor. A veces el amor hacia el todo te hace hacer cosas que jamás hubieras pensado.

Tengo 27 años recién cumplidos. Hoy vivo en una casa de campo con 5 personas, compartimos valores, convivencia, trabajo y vocaciones. Es una experiencia muy intensa en todos los sentidos. Dentro de lo posible, creamos una autosuficiencia con la que intentamos dar ejemplo. Ellos crean comida, y yo, materia para los cuidados de nuestro cuerpo y espíritu.

lorena 1

Los recursos que tengo son la naturaleza, pero siempre con el respeto y con su permiso, pero hay parte de cosas que las consigo por medio de un proveedor.

Hay personas con una amplia experiencia de la que me puedo nutrir y la maravilla del compartir enriquece el mundo, cualquier medio es bueno, libros, internet…

lorena