Entrevistas Artesanas: Dora Perelló y la Coquería

A Dora Perelló la conocimos en la segunda edición del taller CtPtN en Dénia y su proyecto de incorporar les coquetes a los hábitos alimenticios, sustituyendo la comida rápida-basura,  estaba empezando. Recuerdo que aquel taller nos comento que  iba a comprar una caravana. Había recuperado la receta de su abuela, aunque suene a tópico,  y estaba convecida de que comida sencilla y  saludable, tradicional, era una opción que la gente iba a apreciar.

Es una mujer inquieta y apasionada, una de esas emprendedoras 100% que no dejan de aprender, probar e innovar. Es una emprendedora artesana y ahora nos ha hecho un hueco en su agenda para responder a nuestras preguntas.

En tu facebook leemos que La Coquería es un espacio itinerante dedicado a la elaboración de cocas artesanas, típicas de la Marina Alta ¿Podrías decir en una palabra o frase cuál es tu pasión? ¿cómo la descubriste?

Mi pasión es la cocina tradicional, artesana; de pequeña, recuerdo que ya me gustaba trastear en los fogones de mis abuelas. De hecho, conservo una cicatriz en mi dedo por un corte pelando alcachofas con mi abuela. Ellas me consentían más que mi madre.

Desde que descubriste el mundo de las cocas hasta hoy que llevas adelante La Coquería ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado La Coquería? ¿de dónde viene esa pasión?

Las cocas me han gustado siempre, es una comida que me encanta. En La Marina hay varios tipos de masas que dan como resultado cocas diferentes y todas están buenísimas.
La Coquería nace de detectar una necesidad en las calles, no hay establecimientos específicos para un producto autóctono. Puedes encontrar un determinado tipo de coca en una panadería, en un restaurante, como tapa de un bar; pero no un local que te ofrezca una amplia variedad de cocas, tanto dulces como saladas, que es lo típico en nuestra comarca.

¿Cómo fue la primera vez que imaginaste que La Coquería podría ser un negocio?

Cuando mi anterior negocio, que estaba ligado a la construcción, empieza a decaer a raíz de la crisis del ladrillo, me planteo qué hacer si cierro. Me pregunté ¿qué disfruto haciendo, cuáles son mis hobbys, qué me ocupa horas y no me cansa (excepto las piernas)? Y ganó por goleada la cocina.
Junto con mi hermana abrimos un bar de tapas e introducimos las cocas. Tuvimos muy buena respuesta por parte del público y ya se me empezó por la cabeza la idea de La Coquería.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor es que te permite desarrollar tu pasión, fijarte objetivos y metas y cuando se van logrando producen una satisfacción inmensa. No dependes de nadie, el techo te lo marcas tú.
Lo peor del emprendimiento es la burocracia que lo acompaña, los altos costes y las escasas ayudas.
Tomar decisiones en el día a día siempre acompañados por el miedo a fallar también es complicado. Todos sabemos que emprender no es fácil, es una carrera de fondo a la que hay que apuntarse con una motivación muy alta y mantenerla, porque hay caídas que tenemos que superar, levantarnos y seguir adelante siempre con la mente puesta en nuestra meta. Haciendo se aprende, pero fallando también. La pasión ayuda a seguir cuando flaquean las fuerzas.

El trabajo artesano tiene un valor especial para las personas ¿En quién piensas cuando creas?

Siempre en la satisfacción del cliente, dándole el mejor producto, para sorprenderlo y ofrecerle más de lo que espera.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente, etc.

“Sois lo mejor de la feria, con diferencia” fue un comentario de un cliente en una concentración de foodtrucks. Poner en marcha el obrador y el nacimiento de cada foodtruck han sido grandes satisfacciones.

El trabajo artesano es aquel en el que consigues introducir tu sello personal en lo que haces. ¿Qué hay de Dora en La Coquería? ¿Qué hay tuyo en las cocas que preparas?
De Dora hay mucho en La Coquería, sobretodo el alma; diríamos que me duermo y me despierto pensando en mi negocio. Mis cocas tienen corazón.

 

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con La Coquería? ¿Qué consecuencias tuvo?

Nuestra salida a la calle, ya que las primeras ferias las hicimos bajo carpa. Era complicado cocinar con viento y pronto nos planteamos la compra del primer foodtruck. Eso ya era subir un escalón importante en la consolidación del negocio. Empezar a buscar ferias, meternos más de lleno en el sector y en toda la problemática que lo rodea.

Los negocios artesanos, en gran medida, suelen apoyarse en gente de confianza, en una red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? y cómo lo hicieron?

Mi hermana está conmigo desde el primer día. Llevamos el negocio entre las dos y cuando es necesario recurrimos a otros miembros de la familia o buscamos ayuda externa en ocasiones puntuales.

Queremos saber un poco más de ti. Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie. Un referente que te haya marcado en tu visión del mundo que aplicas en tu negocio.

Me gustan mucho los libros de crecimiento personal y del mundo del emprendimiento. Leo bastante sobre estos temas y siempre que puedo me gusta acudir a cursos y conferencias sobre emprendimiento. A películas no soy muy dada, pero Chef me encanta porque relata la puesta en marcha de un foodtruck.
Libros me gusta leer a Carlos Delgado, Borja Vilaseca, Alex Rovira, Sergio Fernández, Josué Gadea.

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en La Coquería? ¿ese tema que no puedes demorar más?

Pues lo próximo será la apertura de nuestra primera Coquería en Denia, la capital de La Marina. Un espacio de comida para llevar, donde encontraréis cocas recién hechas durante todo el día.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias artesanas, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

La clave para vivir de tu pasión es precisamente poner pasión en lo que haces, tomar acción e ir subiendo peldaño a peldaño, objetivo a objetivo hasta alcanzar la meta.
El éxito es una mezcla de acción , pasión , constancia, perseverancia y paciencia.
No emprender nunca por dinero, pensar siempre y ante todo en satisfacer al cliente, dándole el mejor producto .
Un negocio empezado desde 0 es como un hijo; lo engendras en tu mente, se va gestando en tu interior, lo ves nacer, lo cuidas, te esfuerzas, te desvelas por él, te da alegrías y tristezas. Estás enamorada de él hasta las trancas, porque si no lo estás, mejor déjalo.
Ya que tenemos la posibilidad de elegir, elijamos bien y disfrutemos del camino.

Entrevistas Artesanas: Lola Puig y Ca la Lola

Entrevistas Artesanas: Lola Puig y Ca la Lola

A Lola Puig la descubrimos, por casualidad, navegando entre los proyectos que financia Triodos Bank. Vimos su restaurante “El Fort” que describían con expresiones como “Cocina ecológica, tradicional y con un toque de modernidad” o “pequeño restaurante está adherido al movimiento Slow Food con capacidad para 30 personas”, “menús de temporada cuyos ingredientes, en su gran mayoría, han sido producidos de forma ecológica”.

Todos estos ingredientes: tradicional, modernidad, comida lenta, pequeño, de temporada; nos sonaban mucho al porqué de la Ruta. Y navegando, navegando descubrimos Ca la Lola, el proyecto que materializa la Pasión de Lola por cocinar para alimentar. Le hemos pedido un momento en su ajetreada agenda para conocer mejor su actual proyecto.

En tu web leemos que el anhelo por comer bien, equilibrado, sano y de temporada ha sido una constante en tu vida. ¿Podrías decir en una palabra o frase cuál es tu pasión? ¿cómo la descubriste?

Mi pasión es el “buen alimento” en todos sentidos.
Mi abuelo, muy querido por cierto, me la transmitió desde muy pequeña.

Desde que empezaste cocinado en El Fort d’Ullastret hasta hoy que llevas adelante Ca la Lola ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado Mon Aliment? ¿de dónde viene esa pasión?

Me viene de antes de tomar las riendas del Fort, ahora Ca la Lola, soñaba con cocinar para alimentar, lejos de hacerlo para saciar hambre. Mon Aliment salió de la necesidad de compartir conocimientos con quien lo necesite desde el acompañamiento.

Previo a la etapa del Fort yo trabajaba de terapeuta especializada en alimentación-nutrición en México, país que me acogió durante 9 años, fue allí en dónde me formé en estos temas y ya formada, puse un espacio en donde acompañaba a las personas que lo requerían.

¿Cómo fue la primera vez que imaginaste que Mon aliment podría ser un negocio?

Yo primero visualizo qué me gusta, cómo me siento, luego valoro si sería bueno para los demás y el negocio viene por ende.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor: la independencia, la libertad, no llevo nada bien el ser mandada.
Lo peor: el llevar equipos con toda la complejidad que esto supone y toda la parte de gestión administrativa.

El trabajo artesano tiene un valor especial para las personas ¿En quién piensas cuando creas?

Cuando creo no pienso, siento. Si pienso, se me bloquea la creatividad.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente, etc.

Muchos momentos: sobretodo cuando tienes un feedback positivo externo: cliente, compañero de trabajo, mi familia y en dos ocasiones me he sentido muy alabada: en 2009 cuando me anunciaron que me habían elegido candidata a Cocinera del año por Periódico de Cataluña y Fórum Gastronómico y en 2015 cuando me dieron el premio Ecogastronómico los de Biocultura-Vida Sana.

El trabajo artesano es aquel en el que consigues introducir tu sello personal en lo que haces. ¿Qué hay de Lola en Mon Aliment ? ¿Qué hay tuyo en los menús que preparas?

¡Todo! en ocasiones comparto creación con el equipo pero sin salir de los parámetros de la filosofía y del estilo Lola. Si no, cedería mi poder y se me volvería en contra.

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con Mon Aliment ? ¿Qué consecuencias tuvo?

El cerrar etapas cuando ya se acabaron, me cuesta mucho poderlo ver y actuar. Las consecuencias nunca son las mismas pero hay un denominador común: bloqueos en el camino.

Los negocios artesanos, en gran medida, apoyarse en gente de confianza, en una red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? y cómo lo hicieron?

En personas y amigos del sector, de hecho es indispensable poder compartir siempre que lo necesitas. Siempre es recomendable tener un intercambio de ideas así como de poderlas ofrecer cuando te profesionalizas.

Queremos saber un poco más de ti. Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie. Un referente que te haya marcado en tu visión del mundo que aplicas en tu negocio.

Libro: “Residuo zero en casa” de Bea Johnson. Pol.len ediciones

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en Mon Aliment ese tema que no puedes demorar más?

Expandir mi proyecto hacia toda la península y Latinoamérica. Y más proyectos que me los guardo para que no pierdan fuerza.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias artesanas, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

Seguir al corazón en todo momento, sortear por completo los miedos, arriesgarse, tirarse al vacío y seguir los mensajes del alma obviando los comentarios o juicios de los otros.

Vivir de tu pasión nos hace vivir una vida llena de experiencias ¿Quieres contarnos una anécdota?

La que viví ayer y que se ha repetido por enésima vez: me contacta una bióloga brasileña que está de paso por Barcelona, le han hablado de mi y quiere conocerme. Yo le hice un pequeño hueco dentro de mi agenda sintiendo que era necesario y hoy me siento encantada de haber compartido estos instantes con ella.

O lo que me hacéis vivir vosotras en estos momentos. Estoy muy agradecida con ustedes por el proyecto, por haberme hecho partícipe y con la vida por ser tan generosa!!!

El poder de la muestra gratuita y cómo utilizarla estratégicamente

El poder de la muestra gratuita y cómo utilizarla estratégicamente

Es una técnica de ventas que existe desde siempre, desde antes del marketing y que algunos han usado con resultados impresionantes. Ya en los EEUU lo practicaban cuando regalaban tierras en el Oeste para animar a los colonos. Hoy en día si visitas cualquier mercado puedes ver en muchos puestos cómo te ofrecen un trocito de queso, fruta, …

Pero, ¿qué explicación hay detrás del uso de esta técnica?

Pues sobretodo, tres factores que tienen mucho que ver con la psicología humana:

  • Eliminar el miedo a comprar un producto que no sabes si te va a funcionar
  • Animar a la compra, ya que por reciprocidad si nos ha gustado, tendemos a comprarlo.
  • Eliminar la resistencia a probar algo nuevo.

Vamos a poner algunos ejemplos ilustrativos.

Netflix te da la posibilidad de probar un mes totalmente gratuito en su versión más premium. Así, sin gastarte dinero, tienes acceso a todo el paquete y durante un mes tienes tiempo suficiente para engancharte a todos sus contenidos.

Las cadenas de perfumería y cosmética te regalan habitualmente muestras de productos de alta gama para que puedas probar algo que en principio no te plantearías comprar.

Muchas páginas de venta de libros te mandan las primeras 20 páginas para que puedas engancharte al libro y provocar la compra final del producto.

Servicios médicos privados que te dan una primera sesión gratuita para que puedas conocer el local, el personal y el trato al cliente, y probar su servicio inicial de diagnóstico.

En realidad, la muestra gratuita es una acción super estratégica en tu negocio porque te permite posicionarte frente de tu cliente ideal.

Eso sí, es conveniente que te hagas dos preguntas clave para diseñarlo:

  • cual es tu producto o servicio más identificativo y que conecta 100% con tu marca.
  • cuál es el mayor miedo que tiene tu cliente al comprar tus productos o servicios.

Si tu muestra gratuita cumple estos dos factores, vas en la buena dirección.

Por ejemplo, si tienes una frutería ecológica posicionada más bien para un público selecto y has traído unas manzanas muy caras porque son de temporada pero que son desconocidas para el cliente, podrías ofrecer una cata creativa a tus clientes. No solo dar a probar el producto, sino explicar su origen, cómo utilizarla como complemento en platos, etc.

Si eres profesora de música para niños podrías crear una guía paso a paso donde dar ideas a los padres para jugar con música en casa.

Si eres florista y tienes un comercio podrías diseñar una guía básica de cuidados para plantas de interior a personas que no tienen ni idea pero que le encantan las flores.

Como ves, no hace falta tener un comercio a pie de calle para practicar la muestra gratuita. Puedes hacerlo a través de tu web o redes sociales. Tampoco hace falta que regales siempre tu producto o servicio, sino parte de tu conocimiento, encapsular esos consejos que das a tus mejores clientes y que puede convertirse en un material muy interesante.

Estos días de descanso aprovecha e invéntante alguna muestra gratuita que poner en práctica en tu negocio.

Hidden Content
Tu saber hacer artesano tiene mucho que ver con el lujo

Tu saber hacer artesano tiene mucho que ver con el lujo

Hoy queremos hablarte de un tema al que creemos que no le das mucha importancia y que puede ser un gran elemento de diferenciación respecto a tus competidores.

En tu día a día como emprendedora artesana piensas en muchas cosas como por ejemplo: poner en orden tal tema en el negocio, qué publicar en redes sociales, decidir a qué ferias asistes, etc. Pero entre todo este barullo se te olvida algo muy importante y es que:

En tu negocio artesano tus productos o servicios incorporan una porción de lujo.

¿Y esto qué significa?

A lo largo de la historia, el lujo ha tenido que ver con la ostentación y con el derroche, con demostrarle a todos qué cosas lujosas poseías. El lujo tenía que ver mucho con la comunidad porque era obligado demostrar poder usando objetos caros, derrochando comida, etc. Esto último es algo que seguimos haciendo en las fiestas, darnos un atracón de comida y bebida para celebrar algo no tiene nada nuevo. También es cierto que antes ese atracón de comida se compartía también con los dioses en forma de ofrenda.

Toda la comunidad (ciudad, tribu, etc) estaba super contenta de tener tanta abundancia ya fuera por la cosecha o porque el rey regalaba una comilona.

Sin embargo, en la actualidad la visión del lujo ha cambiado. Ahora el lujo es una experiencia íntima. Incluso los objetos más caros y exóticos se disfrutan en privado. El lujo tiene más que ver con lo que tengo y hago en mi casa o donde voy de vacaciones. Y solo algunas veces se hace público, para compararlo con el lujo de otros.

Por ejemplo, ahora el lujo es degustar un plato exquisito porque es una receta milenaria recuperada y revisionada y alguien te lo cuenta para que le des valor, o que en una casa rural en mitad de un campo de limoneros te reciban con un cocktail especial de la casa en el que han utilizado productos locales y te enseñan a apreciar los matices, o una diseñadora de joyas que ha tallado a mano los pendientes que te vas a poner en la boda de tu hermana y que sabes que son únicos y exclusivos, pero también la vendedora de seguros que te sabe aconsejar el momento exacto en el que debes de contratar un seguro de vida porque conoce al detalle tu situación vital y desea que te beneficies al máximo de unas determinadas condiciones.

En el momento en que inoculas tu visión del mundo “más humana, más local y como resultado de un proceso de creación emocional” en aquello que haces, estás convirtiendo en lujo tu producto o servicio. Porque permite crear otros mundos.

¿Lo habías pensado?

Ahora que eres un poco más consciente de que tus productos y servicios son portadores de este lujo, piensa en si lo estás valorando bien, no solo a la hora de poner precio a lo que haces sino en la forma en la que lo comunicas y transmites a tu cliente.

Las comillas están sacadas de los textos de JC Santos, Consultor de Marketing y Diseño, Especializado en Análisis de Tendencias. Ha creado una metodología propia basada en el análisis del discurso simbólico de los objetos y su función en la mediación de las relaciones sociales y en la configuración del Imaginario social.

En el recurso gratuito de hoy te damos algunas claves para pensar qué tipo de lujo ofreces y qué tipo de artesana eres según el tipo de artesanía que haces y su posicionamiento en el mercado.

​Tu artesanía y el lujo van de la mano

​Identifica qué lujo ofreces y ​el tipo de artesana que eres según el tipo de artesanía que haces y su posicionamiento en el mercado.

envelope
envelope
Hidden Content

Annie Spratt

Y a ti, ¿qué te interesa realmente de la Ruta?

Y a ti, ¿qué te interesa realmente de la Ruta?

Entre el trabajo en nuestras empresas y los ajustes que hemos hecho para la puesta a punto de RGPD en la Ruta, el ejercicio que estamos haciendo estas semanas nos ha llevado a preguntarnos:

¿Qué te interesa realmente de la Ruta?

Algunas de vosotras nos escribís cada semana al e-mail o en los comentarios y nos decís que el contenido del blog os resulta útil, o nos decís cosas como “en este momento estoy preparando nosequé” o “de momento estoy parada, pero estoy pensando en hacerlo así…”

Todo esto me hace pensar 2 cosas:

  • que no estoy chiflada y que de verdad creamos valor.
  • que podemos intuir una imagen mental de la clienta ideal de este blog.

Así que gracias por vuestros comentarios 😉

Pero luego me pasa que me quedo atascada intentando escribir un post, como ahora, incluso aplicando las técnicas que yo misma recomiendo. No puedo dejar de pensar ¿esto le interesa de verdad a Pepi, a Silvia, a María, …?

Todo el contenido de La Ruta gira entorno a crear una empresa desde tu pasión y con ello conseguir autonomía y hacer que tu mundo sea más a tu medida.

Esto fue duro para nosotras en los comienzos y ahora también hay días horribles de vez en cuando. Es importante aceptar que esto es normal, que si quieres hacer cosas raras como crear un negocio o tomar las riendas de tu vida, algunos días van a ser difíciles.

Con esa filosofía hacker que tanto nos gusta, queremos ayudar a las que están pasando por lo que nosotras en su día y también a las que se encuentran en nuestra misma situación . A las primeras les podemos ahorrar tiempo y esfuerzos, y a las segundas, les podemos compartir nuestro saber hacer para ajustar a su proyecto.

Lo que me gustaría saber es ¿Qué ha sido realmente difícil para ti? y ¿Qué ha sido frustrante, o incluso doloroso?

Para que contestes con más comodidad, hemos creado un sencillo formulario con 7 preguntas para que nos cuentes con tus palabras en que fase estás y qué problemas tienes como emprendedora. Además, contestar tiene premio.

¡Somos todo oidos!

 

Responde y obtén un regalo con el que ganar claridad en tu negocio

Imagen: Dai KE

Los enemigos silenciosos del emprendedor (y sus soluciones)

Los enemigos silenciosos del emprendedor (y sus soluciones)

Si te pregunto cuál es tu mayor enemigo para emprender, aquello que puede disuadirte a convertir tu pasión en tu negocio seguro que muchas me diréis:

  • No tengo dinero
  • No tengo tiempo
  • No me puedo dar de alta (…)

Pero hoy te quiero hablar de los verdaderos enemigos del emprendedor. Son enemigos que conviven con nosotros, de los que a veces no somos conscientes, pero que nos pueden perjudicar mucho.
 

Primer enemigo: Las personas tóxicas

Las personas tóxicas son esas personas que normalmente no hacen nada pero critican a los que hacen. Los reconocerás por frases como:

No es el mejor momento
Yo no sé cómo se atreven
Madre mía con la que está cayendo
Te estás complicando la vida
¿y eso lo va a comprar alguien?

Dicen todo esto por dos razones básicas: tienen miedo o están frustrados. Y, desde luego no se ponen en tu piel.

Las personas que están frustradas por sus trabajos, porque a ellos no les salió bien o que directamente no trabajan desde su Pasión, se sienten mal con tu ilusión y tus expectativas. Tienen miedo a los cambios, no soportan bien la incertidumbre, tienen una visión reactiva del mundo, reaccionan ante cualquier cambio en su rutina, y no entienden a la gente que se arriesga, no se dan cuenta de que a ti no te domina ese miedo.

Mucha de esta gente viven instalada en la cultura de la queja , porque su forma de pensar es “no estar peor en el futuro”. No son críticos, ni pesimistas, pero pueden ser muy destructivos si los escuchas con frecuencia.

Debes llevar cuidado con ellos, lo que no significa que no escuches consejos o recomendaciones, pero al final tienes que tener claro lo que tú quieres hacer y no dejarte influenciar por la visión de estas personas.

>> SOLUCIÓN: Rodéate de personas que hacen cosas, de gente con una visión de “estar mejor en el futuro”.

Esto lo puedes hacer buscando algún grupito de gente que está arriesgando con su negocio. Puede ser gente que conozcas en un evento de networking, puede ser la propia Ruta Artesana o gente que tienes en tu entorno que comparta esta visión. Son personas que tienen una actitud constructiva y que están siempre en un proceso de prueba-error.
 

Segundo enemigo: La soledad

Al igual que rodearte de personas tóxicas puede ser negativo, la soledad es una de las grandes amenazas para el emprendedor, más aún cuando estás empezando. No sabes con quién compartir tus inquietudes, con quién contrastar decisiones… ¡y tienes tantas que tomar!

ÚNETE A LA RUTA

​Si tienes una PASIÓN y deseas convertirla en un ​NEGOCIO tenemos para ti numerosos recursos gratuitos y productos premium que te van a encantar.

¡No te pierdas ninguno!

Hidden Content

Para muchas de nosotras que empezamos en un ámbito doméstico, nuestra casa no es una oficina donde entra y sale gente sino que estás tú con tus ideas y tu pasión, y caer en el aislamiento es muy fácil.

Además, las redes sociales son muy peligrosas cuando estamos al principio. Empezamos a mirar las empresas de los demás, a compararnos, a pensar en quién soy yo para hacer esto puede ser fatal.

>> SOLUCIÓN: Comienza a desarrollar una agenda de contactos online.

Selecciona una serie de blogs de gente a la que puedas empezar a seguir porque te gusta lo que hacen o porque les admiras o te inspiran con su trabajo. Esto te llevará a tener tu propia agenda informativa y empezar a construir poco a poco tu propia red profesional.

En una primera fase puede haber una relación online en la que lees su blog, le dejas comentarios o le escribes algún email. Incluso hoy en día con la popularización de las comunicaciones en directo con Instagram Stories o Facebook Live es muy habitual poder hablar en directo con estas personas. Te sentirás genial al hacerlo.

Más adelante, lo ideal sería estar pendiente de eventos en los que podáis coincidir y poder desvirtualizarlas. Son la oportunidad para presentarte, entregar tu tarjeta, proponer colaboraciones, hacer propuestas, etc.

Estas relaciones suelen retroalimentarnos muy positivamente porque tenemos la sensación de son contactos de mucha calidad, que nos llevan a conocer por arrastre a mucha gente interesante.
 

Tercer enemigo: Ausencia de foco

Piensas cada día en ideas y acciones que llevar a cabo, pero no tienes un lugar donde volcar toda toda esa creatividad.

Sientes que estás siempre en el mismo punto y eso te desquicia. Necesitas un lugar donde poder pensarte, aprender a relacionarte con otros, a fijar tus ideas, a reflexionar sobre tu forma de entender tu propia empresa. Un lugar donde ir dejando una senda de miguitas de pan que poder seguir.

Crear algo desde cero significa tomar decisiones sobre muchas cosas. Muchos que nunca han hecho vendrán a darte consejos, irás a muchos cursos de formación, te ofrecerán una subvención para que montes tu empresa de tal o cual manera, pero una cosa está clara, necesitas foco. Y para obtener foco necesitas escucharte a ti misma.

>> SOLUCIÓN: Tener una guía.

Conseguir foco en nuestro negocio es todo un proceso a medio y largo plazo. Es útil llevar un cuaderno de notas o varios, usar pizarras, pos-its, lo que sea, para descargar la mente y ordenar las tareas en el tiempo.

Es importante tener un espacio de trabajo y dedicar un tiempo a ordenar y organizar todas esas ideas, tareas, etc. Porque tienes que saber distinguir lo importante de lo urgente, y gestionar asuntos en lo que se refiere a tu pasión y las propias de un negocio.

Sabemos que no es fácil hacer todo esto sola y por eso es muy importante contar con ayuda o con una guía que te indique paso a paso cómo hacerlo. Por eso publicamos cada semana consejos y esperamos vuestro comentarios para seguir escribiendo sobre temas que os ayuden.

Además, después de este post es imprescindible recordarte que tienes disponible, en nuestra tienda online, la guía “ACTIVA TU PASIÓN” con la que dejar de sentirte perdida ante un mar de opciones.
 

CONSÍGUELA AHORA Y EMPIEZA A PONER FOCO EN TU NEGOCIO.

Toa Heftiba