Y a ti, ¿qué te interesa realmente de la Ruta?

Y a ti, ¿qué te interesa realmente de la Ruta?

Entre el trabajo en nuestras empresas y los ajustes que hemos hecho para la puesta a punto de RGPD en la Ruta, el ejercicio que estamos haciendo estas semanas nos ha llevado a preguntarnos:

¿Qué te interesa realmente de la Ruta?

Algunas de vosotras nos escribís cada semana al e-mail o en los comentarios y nos decís que el contenido del blog os resulta útil, o nos decís cosas como “en este momento estoy preparando nosequé” o “de momento estoy parada, pero estoy pensando en hacerlo así…”

Todo esto me hace pensar 2 cosas:

  • que no estoy chiflada y que de verdad creamos valor.
  • que podemos intuir una imagen mental de la clienta ideal de este blog.

Así que gracias por vuestros comentarios 😉

Pero luego me pasa que me quedo atascada intentando escribir un post, como ahora, incluso aplicando las técnicas que yo misma recomiendo. No puedo dejar de pensar ¿esto le interesa de verdad a Pepi, a Silvia, a María, …?

Todo el contenido de La Ruta gira entorno a crear una empresa desde tu pasión y con ello conseguir autonomía y hacer que tu mundo sea más a tu medida.

Esto fue duro para nosotras en los comienzos y ahora también hay días horribles de vez en cuando. Es importante aceptar que esto es normal, que si quieres hacer cosas raras como crear un negocio o tomar las riendas de tu vida, algunos días van a ser difíciles.

Con esa filosofía hacker que tanto nos gusta, queremos ayudar a las que están pasando por lo que nosotras en su día y también a las que se encuentran en nuestra misma situación . A las primeras les podemos ahorrar tiempo y esfuerzos, y a las segundas, les podemos compartir nuestro saber hacer para ajustar a su proyecto.

Lo que me gustaría saber es ¿Qué ha sido realmente difícil para ti? y ¿Qué ha sido frustrante, o incluso doloroso?

Para que contestes con más comodidad, hemos creado un sencillo formulario con 7 preguntas para que nos cuentes con tus palabras en que fase estás y qué problemas tienes como emprendedora. Además, contestar tiene premio.

¡Somos todo oidos!

 

Responde y obtén un regalo con el que ganar claridad en tu negocio

Imagen: Dai KE

Los enemigos silenciosos del emprendedor (y sus soluciones)

Los enemigos silenciosos del emprendedor (y sus soluciones)

Si te pregunto cuál es tu mayor enemigo para emprender, aquello que puede disuadirte a convertir tu pasión en tu negocio seguro que muchas me diréis:

  • No tengo dinero
  • No tengo tiempo
  • No me puedo dar de alta (…)

Pero hoy te quiero hablar de los verdaderos enemigos del emprendedor. Son enemigos que conviven con nosotros, de los que a veces no somos conscientes, pero que nos pueden perjudicar mucho.
 

Primer enemigo: Las personas tóxicas

Las personas tóxicas son esas personas que normalmente no hacen nada pero critican a los que hacen. Los reconocerás por frases como:

No es el mejor momento
Yo no sé cómo se atreven
Madre mía con la que está cayendo
Te estás complicando la vida
¿y eso lo va a comprar alguien?

Dicen todo esto por dos razones básicas: tienen miedo o están frustrados. Y, desde luego no se ponen en tu piel.

Las personas que están frustradas por sus trabajos, porque a ellos no les salió bien o que directamente no trabajan desde su Pasión, se sienten mal con tu ilusión y tus expectativas. Tienen miedo a los cambios, no soportan bien la incertidumbre, tienen una visión reactiva del mundo, reaccionan ante cualquier cambio en su rutina, y no entienden a la gente que se arriesga, no se dan cuenta de que a ti no te domina ese miedo.

Mucha de esta gente viven instalada en la cultura de la queja , porque su forma de pensar es “no estar peor en el futuro”. No son críticos, ni pesimistas, pero pueden ser muy destructivos si los escuchas con frecuencia.

Debes llevar cuidado con ellos, lo que no significa que no escuches consejos o recomendaciones, pero al final tienes que tener claro lo que tú quieres hacer y no dejarte influenciar por la visión de estas personas.

>> SOLUCIÓN: Rodéate de personas que hacen cosas, de gente con una visión de “estar mejor en el futuro”.

Esto lo puedes hacer buscando algún grupito de gente que está arriesgando con su negocio. Puede ser gente que conozcas en un evento de networking, puede ser la propia Ruta Artesana o gente que tienes en tu entorno que comparta esta visión. Son personas que tienen una actitud constructiva y que están siempre en un proceso de prueba-error.
 

Segundo enemigo: La soledad

Al igual que rodearte de personas tóxicas puede ser negativo, la soledad es una de las grandes amenazas para el emprendedor, más aún cuando estás empezando. No sabes con quién compartir tus inquietudes, con quién contrastar decisiones… ¡y tienes tantas que tomar!

ÚNETE A LA RUTA

​Si tienes una PASIÓN y deseas convertirla en un ​NEGOCIO tenemos para ti numerosos recursos gratuitos y productos premium que te van a encantar.

¡No te pierdas ninguno!

Hidden Content

Para muchas de nosotras que empezamos en un ámbito doméstico, nuestra casa no es una oficina donde entra y sale gente sino que estás tú con tus ideas y tu pasión, y caer en el aislamiento es muy fácil.

Además, las redes sociales son muy peligrosas cuando estamos al principio. Empezamos a mirar las empresas de los demás, a compararnos, a pensar en quién soy yo para hacer esto puede ser fatal.

>> SOLUCIÓN: Comienza a desarrollar una agenda de contactos online.

Selecciona una serie de blogs de gente a la que puedas empezar a seguir porque te gusta lo que hacen o porque les admiras o te inspiran con su trabajo. Esto te llevará a tener tu propia agenda informativa y empezar a construir poco a poco tu propia red profesional.

En una primera fase puede haber una relación online en la que lees su blog, le dejas comentarios o le escribes algún email. Incluso hoy en día con la popularización de las comunicaciones en directo con Instagram Stories o Facebook Live es muy habitual poder hablar en directo con estas personas. Te sentirás genial al hacerlo.

Más adelante, lo ideal sería estar pendiente de eventos en los que podáis coincidir y poder desvirtualizarlas. Son la oportunidad para presentarte, entregar tu tarjeta, proponer colaboraciones, hacer propuestas, etc.

Estas relaciones suelen retroalimentarnos muy positivamente porque tenemos la sensación de son contactos de mucha calidad, que nos llevan a conocer por arrastre a mucha gente interesante.
 

Tercer enemigo: Ausencia de foco

Piensas cada día en ideas y acciones que llevar a cabo, pero no tienes un lugar donde volcar toda toda esa creatividad.

Sientes que estás siempre en el mismo punto y eso te desquicia. Necesitas un lugar donde poder pensarte, aprender a relacionarte con otros, a fijar tus ideas, a reflexionar sobre tu forma de entender tu propia empresa. Un lugar donde ir dejando una senda de miguitas de pan que poder seguir.

Crear algo desde cero significa tomar decisiones sobre muchas cosas. Muchos que nunca han hecho vendrán a darte consejos, irás a muchos cursos de formación, te ofrecerán una subvención para que montes tu empresa de tal o cual manera, pero una cosa está clara, necesitas foco. Y para obtener foco necesitas escucharte a ti misma.

>> SOLUCIÓN: Tener una guía.

Conseguir foco en nuestro negocio es todo un proceso a medio y largo plazo. Es útil llevar un cuaderno de notas o varios, usar pizarras, pos-its, lo que sea, para descargar la mente y ordenar las tareas en el tiempo.

Es importante tener un espacio de trabajo y dedicar un tiempo a ordenar y organizar todas esas ideas, tareas, etc. Porque tienes que saber distinguir lo importante de lo urgente, y gestionar asuntos en lo que se refiere a tu pasión y las propias de un negocio.

Sabemos que no es fácil hacer todo esto sola y por eso es muy importante contar con ayuda o con una guía que te indique paso a paso cómo hacerlo. Por eso publicamos cada semana consejos y esperamos vuestro comentarios para seguir escribiendo sobre temas que os ayuden.

Además, después de este post es imprescindible recordarte que tienes disponible, en nuestra tienda online, la guía “ACTIVA TU PASIÓN” con la que dejar de sentirte perdida ante un mar de opciones.
 

CONSÍGUELA AHORA Y EMPIEZA A PONER FOCO EN TU NEGOCIO.

Toa Heftiba

Con la Pasión no basta, hay que pensar en el negocio

Con la Pasión no basta, hay que pensar en el negocio

“La pasión es una herramienta poderosa, pero no garantizará que los clientes amen tu producto”.

Cuando leí esta frase me sentí un poco mal, pero no pude evitar sentir que tenía toda la razón, yo misma lo he vivido. Aún así me cuesta decirlo, porque normalmente insisto (insistimos) mucho en lo importante que es trabajar desde tu pasión. Nosotras lo hacemos, trabajamos desde nuestra pasión. Estoy convencida de que trabajar desde la pasión es el primer ingrediente para un receta de vida feliz y libre. Pero no es el único ingrediente de un negocio de éxito, tu ya te has dado cuenta.

Si te encanta lo que haces pero nadie te paga por ello no puedes vivir sin preocupaciones. Alguien tiene que estar dispuesto a pagar lo que vale eso que sólo tú haces así, es decir, alguien debe amar tu producto/servicio tanto como tu.

Ese alguien es el cliente y ese “amor” se debe a que le resuelves un problema y te lo demuestra con el dinero que te paga.

Lo que hace que un negocio sea un éxito

Tu negocio solo puede existir si solucionas un problema a alguien por un precio justo. Por tanto debes encontrar a ese alguien, debes demostrarle que tú solucionas su problema y debes asegurarte de que esa solución tenga un precio que te permita tener la vida que te mereces.

Tu solucionas un problema. Tenlo claro y nombrarlo.

“Es fácil creer que el éxito es el producto de seguir una pasión y abrirse camino hacia la cima. Pero esta idea puede ser engañosa y te aleja del porqué de tu negocio: resolver un problema.”

Otro frase que me hizo reflexionar, porque como decía antes, tanto hablar de la pasión que inspira tu trabajo a veces se nos olvida que ese trabajo es para alguien, ese trabajo aporta un valor, por eso es tan satisfactorio par ti hacerlo, porque construyes más allá de ti.

Así que define bien cual es el problema que solucionas y dilo en voz alta hasta que te guste como suena, porque esa es la razón de ser de tu negocio.

Que el cliente ame tu saber hacer.

El cliente tiene que saber que tu puedes solucionar ese problema que le ronda o que con tu producto puede hacer realidad sus sueños o vivir su pasión. Conseguir todo esto sólo tiene un camino: habla a tu cliente de su problema, demuéstrale que le entiendes y habla el mismo idioma. Y dale la oportunidad de conocer tu trabajo, para que confíe en ti. Es decir, enamora.

Con nuestro cliente ideal debemos tener una relación de confianza, es la persona con la que compartimos nuestra pasión, la que se beneficia de nuestro trabajo. Cuidemos esa relación.

Que tu producto/servicio tenga un precio justo.

Este es un tema peliagudo ¿verdad? en general nuestra cultura tiene un problema con el dinero. Lo queremos, porque lo necesitamos, pero nos da vergüenza hablar de él y nos parece mal desearlo. Bueno, este tema da para mucho y ya dedicaremos un post más específico.

De lo que se trata ahora es de que tengas claro que: un precio muy bajo que permita a mucha gente comprar el producto pero que solo te da para cubrir gastos, o peor, que te haga perder dinero ¡no es un precio justo!

Hay maneras mejores de llegar a muchos clientes sin tener que regalar tu trabajo.

Si haces lo que te gusta y otras personas se benefician, tu también debes beneficiarte.

Si tienes que renunciar a pasar tiempo con la gente a la que quieres (porque tienes que trabajar más) o te privas de cosas que te gustan para llegar a fin de mes, acabarás resentida con tu pasión o con tus clientes y eso no es justo.

En el recurso de esta semana te damos una serie de consejos para poner precio a tus productos. ¡No te lo pierdas!

Rob Bye

Hidden Content
Añade creatividad e innovación en lo que haces

Añade creatividad e innovación en lo que haces

El próximo sábado se celebra el Día internacional de la creatividad y la innovación y creemos que es imprescindible conmemorar o celebrar o lo que sea que se tenga que hacer, porque estos elementos son parte de los cimientos de la Ruta.

Si eres creativa e innovadora, entonces eres artesana y emprendedora. Una cosa lleva a la otra.

La creatividad es un ingrediente fundamental de este trabajo que has elegido, de este hacer de tu pasión un negocio, de este ser artesana o hacker (como quieras llamarlo). Y la innovación es parte imprescindible de la creatividad, a veces es la causante, otras veces la innovación es la consecuencia de la creatividad. Te pones a hacer algo nuevo y descubres un mundo de posibilidades que hacen que se desborde la imaginación o ves soluciones a problemas o se te ocurren nuevos caminos, te arriesgas y empiezas a hacer las cosas como nadie en tu entorno las está haciendo.

Hace poco hablábamos del proceso creativo como algo más que elegir colores o tener imaginación, es una cuestión de relacionar contextos. Ahora añadimos la reflexión sobre la innovación, que es una gran desconocida.
Creo que es una gran desconocido porque mucha gente piensa que la innovación es añadir tecnología digital a su día a día, sobretodo si eres empresaria. Pero la innovación no va de añadir, va de cambiar.

Cambiar elementos existentes para crear cosas nuevas y/o mejorar las que ya existen.

Es importante el matiz de “mejorar” porque, a veces, nos cegamos con las herramientas, con estar a la última, y lo único que conseguimos es que se nos pegue la masa a los dedos.

Si  introduces un nuevo hábito en tus procesos de trabajo, ya sea en la creación de tu producto, en la prestación de tu servicio o en la gestión de tu empresa ya estás innovando.

Y para encontrar esa manera de cambiar elementos, para mejorarlos, tu mejor aliada es la creatividad y la colaboración.

Artesanía para el siglo XXI

Esta combinación de creatividad e innovación, esta actitud de no tener pudor de usar “lo de siempre” porque te va bien, ni tener miedo de apostar por algo nuevo porque tu intuición (y quizás también tus experiencias) te dicen que va a valer la pena;  es una forma de mirar al futuro con osadía, lo cual es muy elegante ¿no?

Para mi la mejor artesanía es esa, la que mira al futuro con osadía, y no solo al futuro, también a su alrededor. Buscas conexiones, relaciones y colaboraciones para compartir esa manera de ver la vida y el trabajo con el que te construyes como profesional y como persona.

Tu artesanía, sea para crear productos o para prestar servicios, es un laboratorio de experiencias humanas.

Nosotras le pusimos creatividad al concepto artesanía de la RAE e innovamos a hablar de profesiones artesanas. Primero cuando empezamos a decir que nosotras hacemos Relaciones Públicas artesanas y luego al hablar del emprender artesano y calificar de artesanas a personas que tienen una granja, dan asesoría legal o enseñan matemáticas.  Por eso en el taller Convierte Tu Pasión en tu Negocio muchas artesanas se preguntaban si lo eran, porque no hacían nada con las manos, aquello fue un verdadero laboratorio de experiencias.

Y por eso La Ruta es una experiencia 100% humana y muy tecnológica al mismo tiempo, lo cual nos coloca (a todas las artesanas que estamos aquí) en una posición poderosa ante el futuro.

¿tú que crees? ¿cómo miras al futuro?

¡Feliz día de la creatividad y la innovación!

Yutacar

Hidden Content

Dime que resultado necesitas y te diré quien eres

Si quieres vivir mejor, eres Empresa. La gente de empresa necesita (necesitamos) vivir bien con su trabajo. Es decir, necesitas ganar el dinero suficiente para vivir la vida que quieres, ya sea ganando más clientes o cobrando más por el trabajo realizado.  Con el objetivo, no siempre declarado, de desarrollar tu profesión o talento lo […]