El próximo sábado se celebra el Día internacional de la creatividad y la innovación y creemos que es imprescindible conmemorar o celebrar o lo que sea que se tenga que hacer, porque estos elementos son parte de los cimientos de la Ruta.

Si eres creativa e innovadora, entonces eres artesana y emprendedora. Una cosa lleva a la otra.

La creatividad es un ingrediente fundamental de este trabajo que has elegido, de este hacer de tu pasión un negocio, de este ser artesana o hacker (como quieras llamarlo). Y la innovación es parte imprescindible de la creatividad, a veces es la causante, otras veces la innovación es la consecuencia de la creatividad. Te pones a hacer algo nuevo y descubres un mundo de posibilidades que hacen que se desborde la imaginación o ves soluciones a problemas o se te ocurren nuevos caminos, te arriesgas y empiezas a hacer las cosas como nadie en tu entorno las está haciendo.

Hace poco hablábamos del proceso creativo como algo más que elegir colores o tener imaginación, es una cuestión de relacionar contextos. Ahora añadimos la reflexión sobre la innovación, que es una gran desconocida.
Creo que es una gran desconocido porque mucha gente piensa que la innovación es añadir tecnología digital a su día a día, sobretodo si eres empresaria. Pero la innovación no va de añadir, va de cambiar.

Cambiar elementos existentes para crear cosas nuevas y/o mejorar las que ya existen.

Es importante el matiz de “mejorar” porque, a veces, nos cegamos con las herramientas, con estar a la última, y lo único que conseguimos es que se nos pegue la masa a los dedos.

Si  introduces un nuevo hábito en tus procesos de trabajo, ya sea en la creación de tu producto, en la prestación de tu servicio o en la gestión de tu empresa ya estás innovando.

Y para encontrar esa manera de cambiar elementos, para mejorarlos, tu mejor aliada es la creatividad y la colaboración.

Artesanía para el siglo XXI

Esta combinación de creatividad e innovación, esta actitud de no tener pudor de usar “lo de siempre” porque te va bien, ni tener miedo de apostar por algo nuevo porque tu intuición (y quizás también tus experiencias) te dicen que va a valer la pena;  es una forma de mirar al futuro con osadía, lo cual es muy elegante ¿no?

Para mi la mejor artesanía es esa, la que mira al futuro con osadía, y no solo al futuro, también a su alrededor. Buscas conexiones, relaciones y colaboraciones para compartir esa manera de ver la vida y el trabajo con el que te construyes como profesional y como persona.

Tu artesanía, sea para crear productos o para prestar servicios, es un laboratorio de experiencias humanas.

Nosotras le pusimos creatividad al concepto artesanía de la RAE e innovamos a hablar de profesiones artesanas. Primero cuando empezamos a decir que nosotras hacemos Relaciones Públicas artesanas y luego al hablar del emprender artesano y calificar de artesanas a personas que tienen una granja, dan asesoría legal o enseñan matemáticas.  Por eso en el taller Convierte Tu Pasión en tu Negocio muchas artesanas se preguntaban si lo eran, porque no hacían nada con las manos, aquello fue un verdadero laboratorio de experiencias.

Y por eso La Ruta es una experiencia 100% humana y muy tecnológica al mismo tiempo, lo cual nos coloca (a todas las artesanas que estamos aquí) en una posición poderosa ante el futuro.

¿tú que crees? ¿cómo miras al futuro?

¡Feliz día de la creatividad y la innovación!

Yutacar

Hidden Content