Si te pregunto cuál es tu mayor enemigo para emprender, aquello que puede disuadirte a convertir tu pasión en tu negocio seguro que muchas me diréis:

  • No tengo dinero
  • No tengo tiempo
  • No me puedo dar de alta (…)

Pero hoy te quiero hablar de los verdaderos enemigos del emprendedor. Son enemigos que conviven con nosotros, de los que a veces no somos conscientes, pero que nos pueden perjudicar mucho.
 

Primer enemigo: Las personas tóxicas

Las personas tóxicas son esas personas que normalmente no hacen nada pero critican a los que hacen. Los reconocerás por frases como:

No es el mejor momento
Yo no sé cómo se atreven
Madre mía con la que está cayendo
Te estás complicando la vida
¿y eso lo va a comprar alguien?

Dicen todo esto por dos razones básicas: tienen miedo o están frustrados. Y, desde luego no se ponen en tu piel.

Las personas que están frustradas por sus trabajos, porque a ellos no les salió bien o que directamente no trabajan desde su Pasión, se sienten mal con tu ilusión y tus expectativas. Tienen miedo a los cambios, no soportan bien la incertidumbre, tienen una visión reactiva del mundo, reaccionan ante cualquier cambio en su rutina, y no entienden a la gente que se arriesga, no se dan cuenta de que a ti no te domina ese miedo.

Mucha de esta gente viven instalada en la cultura de la queja , porque su forma de pensar es “no estar peor en el futuro”. No son críticos, ni pesimistas, pero pueden ser muy destructivos si los escuchas con frecuencia.

Debes llevar cuidado con ellos, lo que no significa que no escuches consejos o recomendaciones, pero al final tienes que tener claro lo que tú quieres hacer y no dejarte influenciar por la visión de estas personas.

>> SOLUCIÓN: Rodéate de personas que hacen cosas, de gente con una visión de “estar mejor en el futuro”.

Esto lo puedes hacer buscando algún grupito de gente que está arriesgando con su negocio. Puede ser gente que conozcas en un evento de networking, puede ser la propia Ruta Artesana o gente que tienes en tu entorno que comparta esta visión. Son personas que tienen una actitud constructiva y que están siempre en un proceso de prueba-error.
 

Segundo enemigo: La soledad

Al igual que rodearte de personas tóxicas puede ser negativo, la soledad es una de las grandes amenazas para el emprendedor, más aún cuando estás empezando. No sabes con quién compartir tus inquietudes, con quién contrastar decisiones… ¡y tienes tantas que tomar!

ÚNETE A LA RUTA

​Si tienes una PASIÓN y deseas convertirla en un ​NEGOCIO tenemos para ti numerosos recursos gratuitos y productos premium que te van a encantar.

¡No te pierdas ninguno!

Hidden Content

Para muchas de nosotras que empezamos en un ámbito doméstico, nuestra casa no es una oficina donde entra y sale gente sino que estás tú con tus ideas y tu pasión, y caer en el aislamiento es muy fácil.

Además, las redes sociales son muy peligrosas cuando estamos al principio. Empezamos a mirar las empresas de los demás, a compararnos, a pensar en quién soy yo para hacer esto puede ser fatal.

>> SOLUCIÓN: Comienza a desarrollar una agenda de contactos online.

Selecciona una serie de blogs de gente a la que puedas empezar a seguir porque te gusta lo que hacen o porque les admiras o te inspiran con su trabajo. Esto te llevará a tener tu propia agenda informativa y empezar a construir poco a poco tu propia red profesional.

En una primera fase puede haber una relación online en la que lees su blog, le dejas comentarios o le escribes algún email. Incluso hoy en día con la popularización de las comunicaciones en directo con Instagram Stories o Facebook Live es muy habitual poder hablar en directo con estas personas. Te sentirás genial al hacerlo.

Más adelante, lo ideal sería estar pendiente de eventos en los que podáis coincidir y poder desvirtualizarlas. Son la oportunidad para presentarte, entregar tu tarjeta, proponer colaboraciones, hacer propuestas, etc.

Estas relaciones suelen retroalimentarnos muy positivamente porque tenemos la sensación de son contactos de mucha calidad, que nos llevan a conocer por arrastre a mucha gente interesante.
 

Tercer enemigo: Ausencia de foco

Piensas cada día en ideas y acciones que llevar a cabo, pero no tienes un lugar donde volcar toda toda esa creatividad.

Sientes que estás siempre en el mismo punto y eso te desquicia. Necesitas un lugar donde poder pensarte, aprender a relacionarte con otros, a fijar tus ideas, a reflexionar sobre tu forma de entender tu propia empresa. Un lugar donde ir dejando una senda de miguitas de pan que poder seguir.

Crear algo desde cero significa tomar decisiones sobre muchas cosas. Muchos que nunca han hecho vendrán a darte consejos, irás a muchos cursos de formación, te ofrecerán una subvención para que montes tu empresa de tal o cual manera, pero una cosa está clara, necesitas foco. Y para obtener foco necesitas escucharte a ti misma.

>> SOLUCIÓN: Tener una guía.

Conseguir foco en nuestro negocio es todo un proceso a medio y largo plazo. Es útil llevar un cuaderno de notas o varios, usar pizarras, pos-its, lo que sea, para descargar la mente y ordenar las tareas en el tiempo.

Es importante tener un espacio de trabajo y dedicar un tiempo a ordenar y organizar todas esas ideas, tareas, etc. Porque tienes que saber distinguir lo importante de lo urgente, y gestionar asuntos en lo que se refiere a tu pasión y las propias de un negocio.

Sabemos que no es fácil hacer todo esto sola y por eso es muy importante contar con ayuda o con una guía que te indique paso a paso cómo hacerlo. Por eso publicamos cada semana consejos y esperamos vuestro comentarios para seguir escribiendo sobre temas que os ayuden.

Además, después de este post es imprescindible recordarte que tienes disponible, en nuestra tienda online, la guía “ACTIVA TU PASIÓN” con la que dejar de sentirte perdida ante un mar de opciones.
 

CONSÍGUELA AHORA Y EMPIEZA A PONER FOCO EN TU NEGOCIO.

Toa Heftiba