¿Tu pasión-negocio nace de una pasión o estás intentando llenar un hueco en el mercado que has detectado y que te sientes capaz de llenar?

En cualquier caso enfócate en un nicho y olvídate de los grandes mercados, para las artesanas lo importante es el alcance, la gran escala es para las multinacionales.

Tu nicho es la parte del mercado que te interesa, en la que te enfocas, dónde eres especialista en dar soluciones a un grupo de gente variopinta que forman tu nicho. El máximo representante de tu nicho es ese cliente ideal del que tanto hablamos.

Identificar el sector es fácil, es como el epígrafe en el que estás inscrita como autónoma. Ahí es nada. quiere decir que hay muchísima competencia.

El nicho es una especialización que tu eliges, que te permite diferenciarte de la competencia y conocer bien a tu audiencia haciendo que tu negocio sea viable.

Por qué identificar tu nicho antes, durante y después de crear un negocio.

Identificar un nicho antes de montar un negocio es interesante porque ves más fácilmente la viabilidad del negocio, si ya estás en marcha definir tu nicho te ayudará a focalizar tus esfuerzos tanto para crear servicios y productos, como tu inversión en comunicación.

De modo que , sin perder de vista tu pasión y tu talento, optes por ofrecer unos productos o servicios con suficiente mercado para vender con suficiente frecuencia.

Definir tu nicho es menos estresante que definir tu cliente ideal pq muchas veces cuando pensamos en describir a una única persona nos angustia pensar que solo vmaos a tenr un cliente o que estamos cerrando puertas, pero no es así. Con el nicho pasa un poco lo mismo, se trata de tener claro a quien le interesamos.

Cómo definir tu nicho

puesto nuestros negocios nacen de nuestra pasión y son una especie de marca-persona hay un fuerte componente humano, sumado al hecho de que nuestro cliente no es cualquiera queremos que compre nuestro producto pq conecte con el no pq sea una moda. Pero también hay que hacer números.

El tamaño del nicho, la posibilidad de una segunda compra o el precio que el público identifica como bueno, son cosas que harán que nuestro negocio sea viable.

  • ¿cómo ayudas a la gente con eso que haces?
  • ¿qué situación está viviendo la gente que te pide ayuda?
  • ¿Hay personas que sienten que realmente necesitan mi producto?
  • ¿hay otras personas haciendo lo mismo que tú?
  • ¿qué están vendiendo?
  • ¿Qué potencial tiene el nicho a nivel de tamaño?

Ahora piensa en grupos de personas con un problema que puedan resolver al contratarte o comprar tu producto.

Si tu producto/servicio no resuelve problemas, piensa en modo ”vivir una pasión”. Quizás tu negocio va de hacer manicura de fantasía, bien, pues piensa en grupos de gente que pueden querer vivir su pasión por tener uñas de fantasía.

Enumera algunas razones por las que cada uno de esos grupos te compraría, ¿qué les motivaría a buscar tu producto o servicio?

Verás que diferentes grupos pueden tener las mismas razones.

Sería interesante que volvieras a reagrupar esos tipos de gente con un deseo o razón poderosa para comprarte a ti y que intentes describir un personaje que los represente (una mujer de 58 años funcionaria, que vive en una pequeña ciudad,… y quiere dar un toque divertido a su día a día laborar con una uñas originales …) ¿te lo puedes imaginar?

Cómo ves son preguntas que tiene mucho que ver con encontrar el punto cero del negocio. Por eso valen tanto para iniciar tu proyecto como para analizarlo una vez estás en marcha.

Puedes organizar estos datos en tables, listas o en un mapa mental, como más cómoda te sientas, pero hazlo. Escríbelo y sacalo de tu mente para que puedas verlo desde fuera y conectarlo. De manera que tengas claro cual es tu nicho y cómo contarle lo que tienes para él.