Entrevistas Artesanas. Dayana Santacreu y Mascotetes

A Dayana la conocemos gracias a Dora Perelló que nos recomendó que la entrevistásemos al preguntarle por una artesana interesante. Y no podía haber acertado más

Dayana no solo es una mujer con una pasión que ha convertido en un negocio (ayudar a personas y animales), también es una apasionada de los negocios, por lo que su actitud, su historia y sus proyectos son doblemente inspiradores para las artesanas-hackers que queremos vivir de lo que hacemos siendo dueñas de nuestro negocio.

¿Podrías decir en una palabra o frase cuál es tu pasión? ¿cómo la descubriste?

Tengo dos grandes pasiones: ayudar a personas y animales y el mundo de los negocios. Desde pequeña los animales han sido un punto fuerte de apoyo y los negocios ha sido algo innato, me gustan desde siempre y veo que son el camino de poder ayudar a los demás.

Lo mejor es ver todo lo que he crecido personalmente y ser la persona en que me he convertido

Desde que empezaste Mascotetes ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado Mascotetes? ¿de dónde viene esa pasión?

Esa pasión ha ido creciendo por ver a las personas y los animales que pasan por Mascotetes y se van felices. Cada día muchos perros y gatos pasan por los salones de belleza, llegan limpios a su casa y esto genera felicidad en ellos y en toda la familia. También cuando vendemos, ya que sabemos la calidad que tienen nuestros productos y el gran beneficio que les va a aportar a los animales, esto nos hace felices. Y desde luego cuando encontramos casa a animales sin hogar.

¿Cómo fue la primera vez que imaginaste que Mascotetes podría ser un negocio?

Pues con 18 años me formé como peluquera canina ya que me prometieron un trabajo si hacia este curso y al final nunca me lo dieron, fue un palo ya que invertí bastante en esa formación y me tuve que buscar la vida.  Empecé a practicar con los perros de familiares y vecinos para no perder el hilo hasta encontrar un trabajo, lo hacía sin cobrar, pero empezaron a recomendarme. Al ver que tanta gente quería de mis servicios me lance ya que es algo que me motivaba tener mi propio negocio.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor es ver todo lo que he crecido personalmente y ser la persona en que me he convertido y como ha crecido Mascotetes que seamos un punto de referencia en la Marina Alta.

Y lo peor no sé muy bien que poner, lo veo todo como un aprendizaje, hay temporadas en las que hay que tener agallas para sacar las cosas adelante, pero sales muy fortalecida, así que no las puedo considerar lo peor. He fracasado en varias líneas de negocio, pero si no lo intentaba no iba a saber cómo iría.

El trabajo artesano aporta valor a las personas ¿En quién piensas cuando planificas y organizas las acciones y productos de Mascotetes?

Pienso en el bienestar del animal, de las personas y del medio ambiente. Cada vez más quiero esta trilogía en cada cosa que ofrecemos.            

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente, etc.

Uffff pues son muchos esos momentos, pero que seamos un equipo casi como una familia, unidos por el bienestar animal lo plasmaría como el mejor momento, ya que estamos creciendo todos juntos.

El trabajo artesano es aquel en el que consigues introducir tu sello personal en lo que haces. ¿Qué hay de Dayana  en Mascotetes ? ¿Qué hay tuyo en los menús que preparas?

Como decía anteriormente el crecimiento personal de estos 20 años me ha llevado a tener valores personales muy sólidos que reflejo en la empresa como la integridad, el crecimiento, el altruismo, la contribución, el amor, el disfrute, el equipo, el compañerismo, la valentía, la seguridad, la salud son valores que quiero que refleje la empresa y cada componente de ella.        

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con Mascotetes ? ¿Qué consecuencias tuvo?

Lo más difícil ha sido y es, el personal. Como decía los valores a los que honro son muy importantes para mí y que las personas no encajen con esta filosofía hace que se complique a veces el que estén en el equipo, aunque tengan mucho conocimiento técnico.  Como consecuencia cuando te toca prescindir de alguien que no encaja te ganas un enemigo y esto es algo que llevas en el corazoncito.           

Los negocios artesanos, en gran medida, apoyarse en gente de confianza, en una red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? y cómo lo hicieron?

Pues como número uno en mi familia, Vicente que es mi tío ha estado en el equipo muchos años y ha sido un gran apoyo igual que mi madre y mi tía. Y afortunadamente podría enumerarte cientos de amigos, exparejas, pareja actual, proveedores, clientes que me han ayudado de muchas formas diferentes y hacen que día a día siga adelante.           

Queremos saber un poco más de ti. Nos  puedes sugerir un libro o una película o una serie. Un referente que te haya  marcado en tu visión del mundo que aplicas en tu negocio.

Pues soy una adicta a la lectura empresarial y a las películas de desarrollo personal así que ponerte una sola, difícil, pero allá voy:

Libro: Piense y hágase rico de Napoleon Hill. Es un libro con un paradigma que me encanta.

Película: Guerrero Pacifico . La he visto muchas veces y me motiva muchísimo.

Serie: Peaky Blinders. El protagonista refleja esa mente del empresario que nunca para y busca miles de alternativas para seguir adelante. Crea estrategias en cada cosa que hace y por eso lleva su negocio a lo más alto.             

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en Mascotetes ese tema que no puedes demorar más?

Franquiciar.  Mascotetes es un modelo de negocio que puede ayudar a mucha gente a tener su propio negocio y tener una gran profesión, así que voy a por ello. Quiero ayudar a muchas personas y animales y este método me ayudará a llegar a este objetivo.            

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias artesanas, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

Pensar en grande actuar en pequeño. Este es uno de mis mantras.

Igual que mis tres P:

  • Pasión por lo que haces,
  • Paciencia para llegar a tus metas y
  • Perseverancia para no tirar la toalla.


Vivir de tu pasión nos hace vivir una vida llena de experiencias ¿Quieres contarnos una anécdota?

Todos aquellos que vivimos apasionados por el emprendedurismo la cabeza no nos para nunca, jejejje y esto hace que creemos nuevos productos o servicios continuamente.

Después de mucha formación y experiencia en el mundo de los negocios he lanzado mi marca personal, EmprenderConConciencia.com en esta línea de negocio ayudo a autoempleados a ser empresarios, les enseño a liderar, automatizar, delegar y sistematizar en su día a día para que tengan más tiempo y con ese tiempo que puedan mejorar sus negocios o su vida ya que muchos autoempleados están frustrados por la falta de tiempo y dejan de ser productivos.

He conseguido recopilar toda la experiencia y conocimientos adquiridos en estos 20 años para ponerlo a disposición de gente que necesite esta ayuda.

¡Así que como veis la cosa no para!!!

Entrevistas Artesanas. Laura M Hortal y Gansos Salvajes

A Laura M. Hortal la conocimos a través de su obra, “Gansos Salvajes”, ella es la persona detrás de este magazine feminista, sostenible y artesano. Descubrir esta revista fue toda una revelación, Laura hace hace una  propuesta y una apuesta por el autoconocimiento y el respeto por los ritmos de cada una, con una visión muy hacker de la moda y la belleza, un espacio para el empoderamiento, especialmente de las mujeres.

Eran muchos elementos en común con la Ruta como para dejarlos pasar y ya no queríamos esperar más.

Laura nos ha dedicado su tiempo y arrancamos las entrevistas artesanas de 2019 con una multiapasionada.

Laura M. Hortal

¿Cuál es la pasión que vuelcas en Gansos Salvajes y cómo la descubriste?

Soy una persona multiapasionada por eso decidí montar un magazine y no otra cosa más específica. Mis pasiones principales: Escribir, diseñar, el desarrollo personal, el empoderamiento, encontrar tendencias de estilo de vida y corrientes de pensamiento. Las he ido descubriendo viviendo.

Desde que empezaste Gansos Salvajes hasta hoy ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado Gansos Salvajes? ¿de dónde viene esa pasión?

Yo creo que las pasiones (entendidas como talentos) siempre están con nosotras, lo difícil es darte cuenta de que eso que te gusta es o puede llegar a ser un talento y puedes usarlo para crear algo que sirva al mundo.

Con perspectiva te vas dando cuenta de que los motivos por los que haces las cosas son más inconscientes que conscientes.

Los temas que toco tienen mucho que ver con cosas que he sentido como injusticias y que creo que tienen que cambiar. Son temas que yo misma he sufrido. El machismo, la crisis medioambiental, la falta de información y empoderamiento con respecto a la salud, la alimentación, la psicología, la moda, la imagen y la belleza.

¿Cómo fue la primera vez que imaginaste que podría ser un potencial negocio?

Yo empecé con un blog en 2009 y lo hacía sin ninguna idea de que pudiera ser un negocio. Un día se me ocurrió editar una agenda con la que no gané nada porque no tenía ni idea de como poner precios pero se me encendió la chispa por la edición y empecé a ver que sí tenía posibilidades.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor la libertad, lo peor la inestabilidad económica.

El trabajo artesano, entendido como aquel en el que ponemos nuestro sello personal en lo que hacemos, tiene un valor especial para las personas que lo compran o lo contratan ¿quién es la lectora ideal en la que piensas cuando planificas un nuevo número de GS o diseñas un  servicio?

Normalmente soy yo misma un poco más joven.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente o lector, una situación con un colaborador, etc. Eso que te saca una sonrisa.

Es difícil elegir un momento porque han sido muchos. La primera vez que tuve en mis manos un ejemplar de Gansos Salvajes, cuando cambié el modelo de negocio y comenzaron a funcionar las cosas, cuando leo ciertos e-mails, las relaciones que he ido creando con algunas de mis clientes, con las marcas, las personas que he conocido y que ahora son amigas que no hubiera conocido ni no hubiese creado mi empresa….


Respecto al sello personal que imprimes en tu negocio. ¿Qué hay de Laura  en Gansos Salvajes ?

Mucho y cada vez hay más Laura, es inevitable y creo que necesario en el caso de empresas pequeñas. Estoy ahí día tras día y no soy una gran empresa a la que le escriben los post o le programa las redes sociales, por eso es inevitable poner de mi en toda la comunicación.

Ser empresaria es tomar decisiones. Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con Gansos Salvajes ? ¿Qué consecuencias tuvo?

Disolver la sociedad, éramos 4 socias y por circunstancias vitales de cada una y por las del proyecto tuvimos que dejar de ser un equipo. La consecuencia principal fue un cambio en el modelo de negocio, empezar a poner más de mi en Gansos. Estar más sola pero a la vez ser más libre para decidir.


Los negocios desde la pasión, en gran medida, se apoyan en las personas de confianza, en nuestra red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? ¿y cómo lo hicieron?

Me apoyo en amigas que también están emprendiendo y que viven cerca, solemos juntarnos y comentar. También he tenido mentoras y el grupo EXTRAORDINARIA. Mi marido también ha sido un gran apoyo en muchos momentos y mi familia.

Queremos saber un poco más de ti. ¿Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie? un referente que te haya  marcado en tu visión del mundo que aplicas en tu negocio.

Dos libros y en este orden: “Vivir sin miedo” y “las 10 aristas de emprender”.

Una película: “Joy” ,porque la perseverancia es la base para construir un negocio.

Una serie: Girld Boss

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en Gansos Salvajes  ese tema que no puedes demorar más?

Me gustaría hacer eventos presenciales, espero poder materializarlo para este 2019.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias artesanas, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

No considerar los “fracasos” como negativos sino como parte del proceso.

Vivir de tu pasión nos hace vivir una vida llena de experiencias ¿Quieres contarnos una anécdota?

Lo más potente son como siempre las interacciones con personas. Encontrarme casualmente en un pueblo perdido al propietario de una marca de moda sostenible que se anunció años atrás en Gansos Salvajes. Encontrarme una lectora por la calle que me cuente todo lo que ha cambiado su vida con Gansos Salvajes o un email en el que una lectora me contaba que nunca había usado falda porque tenía una cicatriz en sus piernas y había comenzado a usarlas a raíz de algunas de nuestras fotos y textos.


Entrevistas Artesanas: Llanos Girón y la Joya del Valle de Ricote

Entrevistas Artesanas: Llanos Girón y la Joya del Valle de Ricote

Hoy entrevistamos a Llanos Girón, gerente de la Joya del Valle de Ricote. A Llanos la conocímos como clientas alojándonos en su alojamiento rural con encanto. La experiencia además de ser muy positiva por el entorno y por la propia casa, nos dio a conocer a una mujer que llevaba su negocio con pasión y cuyos principios encajaban a la perfección en la Ruta. En la Joya todos los detalles están cuidados al máximo y Llanos, con su saber hacer, hace de la experiencia de cualquier huésped una experiencia a todos los niveles. Su discurso, anclado en el conocimiento y el amor por la tierra que le rodea, la convierte en una embajadora de lujo y en una empresaria con toque artesano. Hoy te la presentamos.

¿Cuál es la pasión que vuelcas en Entrevistas Artesanas: Llanos Girón y la Joya del Valle de Ricote? ¿cómo la descubriste?

La finca donde está ubicada La Joya, es una explotación de cítricos, salpicada de palmeras que linda con el Río Segura. Es un oasis ubicado en el corazón del Valle de Ricote, que ha pertenecido a mi familia durante generaciones, y donde llevo 15 años residiendo. Yo nací y me eduque en Madrid, pero siempre veníamos a esta propiedad a ver a mis abuelos y pasar la vacaciones de verano, las Navidades, la Semana Santa… Tengo muchos y muy bonitos recuerdos de este lugar, que para mi es muy mágico y especial. Son mis raíces y desde niña es el lugar donde mejor me siento y soy feliz. Siempre me han apasionado los animales y la naturaleza, ver como cambian los árboles en cada estación, oler el azahar cuando florece en Abril, ver las puestas de sol, oler la tierra cuando llueve, pasear por el campo y la vida sencilla que te ofrece este entorno rural.

Desde que empezaste con La Joya del Valle de Ricote hasta hoy ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado La Joya del Valle de Ricote? ¿de dónde viene esa pasión?

Otra de mis grandes pasiones es viajar, conocer lugares y gentes de otras culturas. Tras viajar mucho por el mundo y vivir en el extranjero durante unos años, sentía la necesidad de “quitar el pie del acelerador”, dejar atrás la vida y el movimiento de las grandes urbes y ubicarme en el sitio de donde venían mis raíces. Tengo la suerte de que por La Joya pasa gente de todas partes, y de alguna manera he conseguido seguir viajando sin moverme, ya que ese viajero que visita La Joya, es el que me transporta a su mundo y a su cultura.

Cómo fue la primera vez que imaginaste que esto podría ser un potencial negocio?

Nunca imaginé que La Joya, fuera a ser un negocio, o por lo menos no lo pensé de esa manera. En muchos de mis viajes, me alojaba en establecimientos pequeños y familiares, tipo las Bed&Breakfast inglesas o las Guest House americanas donde los propietarios y los clientes interactúan compartiendo alojamiento, comidas, charlas y experiencias. Al ser un trato tan de “tú a tú”, acabas sintiéndote como en tu propia casa porque se crea un vínculo muy cercano y en muchos casos llegas como cliente, pero te vas como amigo. Siempre me imaginaba que algún día podría desarrollar un proyecto así, por lo que realmente yo prefiero decir que La Joya es una forma de vida, una evolución hacia un mundo más humano, más natural y menos artificial, donde comparto “mi paraíso” con la gente que me visita y además hago nuevos amigos por todo el mundo.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor es que puedo administrar mejor mi tiempo, que no tengo que darle explicaciones a nadie y por supuesto que vivo sin la presión de uno o varios jefes o de una gran empresa a mis espaldas. Yo soy quien me “meto la presión” cuando es necesaria. Lo peor es la falta de apoyo por parte de las instituciones públicas y la no visibilidad de las pequeñas empresas que hay en este país. Odio la burocracia, la contabilidad, los papeleos, las gestiones administrativas, etc., pero irremediablemente lo tengo asumido porque así esta estipulado en el sistema en el que vivimos.

El trabajo artesano entendido como aquel en el que ponemos nuestro sello personal en lo que hacemos, tiene un valor especial para las personas ¿Cuál es el cliente ideal que disfruta al máximo de La Joya del Valle de Ricote?

En mi caso, diría que el cliente ideal es el que le gusta la naturaleza, el que se sorprende cuando descubre los encantos de La Joya y sus alrededores cuando los visita, el que disfruta con los pequeños detalles, el que se adapta al entorno, el que busca la sencillez, el que después de pasar por aquí se marcha como un amigo.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente. Eso que te saca una sonrisa.

Hay muchos momentos buenos, pero sobre todo destaco cuando los clientes me dicen que su estancia en La Joya ha sido toda una experiencia diferente, que han disfrutado, que se han sentido muy cuidados, mimados y arropados, que han estado como en casa (o mejor), y que volverán. Por supuesto que hay comentarios maravillosos de clientes en los diferentes portales de turismo, Google y redes sociales, pero tengo un libro de firmas, donde algunos clientes me han escrito cosas que cuando las he leído, me han hecho llorar de la emoción. Para mi esa es la parte más satisfactoria, porque veo recompensado mi esfuerzo y mi trabajo.

Respecto al sello personal que imprimes en tu negocio. ¿Qué hay de Llanos en La Joya del Valle de Ricote? ¿Qué hay tuyo en los servicios que ofreces desde La Joya del Valle de Ricote?

Podría decir que todo o casi todo. La Joya es un reflejo de lo que me gusta: un entorno natural inigualable como es el Valle de Ricote, la paz y la tranquilidad que se respira, unos alojamientos decorados y cuidados al detalle, donde relajarte y disfrutar, todo ello mezclado con las comodidades y la tecnología que nos ofrece el siglo XXI. Yo siempre digo que la pensé con la idea de alojarme yo misma y lo que he puesto y sigo poniendo en La Joya, es lo que a mi me gusta de un establecimiento en el que yo me hospedaría en un viaje.

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con La Joya del Valle de Ricote? ¿Qué consecuencias tuvo?

Realmente la decisión más difícil que he tomado no ha sido durante el tiempo que tengo La Joya, sino que fue justo antes, cuando renuncié al trabajo que tenía, para empezar este proyecto. Además, yo soy decoradora, siempre me había dedicado a mi profesión y nunca había trabajado en hosteleria, con lo que entré en un mundo nuevo. Esto supuso un riesgo que asumí desde el minuto uno, así como un gran cambio en mi vida, olvidándome de un buen salario fijo, un trabajo estable con un horario fijo, metiéndome en una hipoteca y unos gastos grandes para afrontar el proyecto que no sabía como iba a resultar, aunque yo siempre he creído en el.

Los negocios desde la pasión, en gran medida, se apoyan en las personas de confianza, en nuestra red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? ¿y cómo lo hicieron?

Tengo la gran suerte de que mi gran apoyo, mi ojo derecho, mi brazo derecho y mi pierna derecha, es mi marido que también siente pasión por La Joya y se deja la piel ayudándome. Sin Él, este proyecto no existiría. También he tenido apoyo de nuestras familias y amigos que me han arropado y me siguen arropando, en todo momento de esta aventura.

Queremos saber un poco más de ti. Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie, algo que haya marcado cómo es hoy La Joya del Valle de Ricote y que cuente un poco de la visión que hay detrás.

Más que un libro, una película o una serie concretamente, lo que me inspira es el mundo del arte y la arquitectura, especialmente de la antigüedad, civilizaciones como los Egipcios, los Griegos, el Imperio Romano. Me impresiona ver cómo crecieron, se desarrollaron y fueron tan importantes en la historia de la humanidad y dejaron esa semilla que hoy sigue perdurando. A pesar de las muchas luchas y guerras que vivieron, eran muy sensibles con el mundo que les rodeaba, creando espacios o ciudades repletas de grandes monumentos y obras de arte y donde todo giraba alrededor del universo, la naturaleza y su entorno.

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en La Joya del Valle de Ricote, ese tema que no puedes demorar más?

Creo que cada cosa tiene su momento y si algo no sale cuando queremos, es porque no tenía que ser. En mi cabeza hay un montón de ideas que dan vueltas alrededor de lo que es La Joya a día de hoy.

Tengo un proyecto, ya en marcha, que está mas relacionado con la agricultura que con el hospedaje: En la finca donde está ubicada La Joya, cultivamos naranjas y limones que vendemos para la gran distribución. Desde hace un par de años estoy recuperando especies de cítricos antiguos que debido a la nueva demanda de los mercados actuales, que exigen que la fruta no tenga pepita, o que se dé en la temporada que no le corresponda, o que se modifican genéticamente por lo que resulta un proceso artificial, estas han ido desapareciendo, como el limón Poncil o Cidra, la Limeta, la naranja Grano de Oro y también estoy testando variedades raras como la Mano de Buda, el Caviar Citrico, los Kumquat, etc., que se están empezando a comercializar a pequeña escala y a nivel gourmet para restaurantes de alta cocina. Si la naturaleza me acompaña y estas variedades crecen bien y se adaptan correctamente, mi objetivo, es crear una nueva línea de comercialización de estos cítricos abriendo un mercado nuevo. En La Joya, realizo una actividad para los clientes que están alojados, llamada Citrus Tour o Tour de los Cítricos, donde hago una pequeña visita guiada por la finca, explico las variedades que cultivamos, entre las que se encuentran todas estas, y el cliente puede degustar y hacer una pequeña recolección que se lleva a su casa. Esto suele ser una grata sorpresa para mucha gente que en su mayoría desconoce este mundo.

Otro de mis objetivos, es que además del hospedaje, quiero consolidar el tema de la realización de eventos en La Joya. Dada la magnifica climatología que hay en la Region de Murcia, a día de hoy, durante los meses de verano, puntualmente realizo eventos pequeños (para un máximo de 80 personas), personalizados hasta el mas mínimo detalle, y siempre al aire libre. Dispongo de un espacio entre los naranjos, muy romántico y acogedor que normalmente se utiliza como zona Chill Out para los clientes, pero que transformo completamente cuando se alquila para un evento. Me gustaría tenerlo acondicionado para poder dar eventos durante todo el año, y no solo en verano. Además, para complementar este espacio, quiero construir una zona con una piscina y una pequeña sala de meditación, donde también pueda ofrecer masajes o tratamientos a los clientes.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias con sello personal, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

Yo siempre digo que hay que arriesgar para ganar y que los cambios son buenos, o por lo menos no hay que tenerles miedo, ya que de todo se sale. Por ello, creo que es fundamental trabajar en lo que te gusta. En mi caso supuso ese cambio y ese riesgo y a día de hoy tengo la suerte de poder decir que me apasiona mi trabajo.

Vivir de tu pasión nos hace vivir una vida llena de experiencias ¿Quieres contarnos una anécdota?

En 7 años que llevo con La Joya, tengo muchísimas, y a veces he pensado hasta escribirlas, porque hay algunas muy graciosas. Tengo un grupo de clientes que son de Madrid y suelen venir como mínimo 2 veces al año. Ellos me han visitado tantas veces que puedo decir que ya no son amigos, sino familia. Una de sus visitas es siempre en verano y todos los años les organizo una cena y fiesta temática, donde nos disfrazamos, decoro todo en referencia al tema que haya elegido, preparo un menú de cena también acorde con la ocasión y hasta busco la música apropiada. Lo mejor es que les aviso de la temática con muy poco tiempo, para que improvisen los disfraces y nos les de tiempo a pedirlos por Internet. Así se hace mas divertido. Entre otras hemos celebrado fiestas hippie, morisca, hawaiana y hasta Oktoberfest. Realmente son noches de muchas, muchas risas y buenos recuerdos.

Entrevistas Artesanas: Silvia Ibáñez y Bohemian Nature

Entrevistas Artesanas: Silvia Ibáñez y Bohemian Nature

A Silvia la conocimos por su iniciativa y espíritu crafter-inquieto, ella encontró a La Ruta y al ir conversando con ella a través de los formatos que nos ofrece internet nos pareció una historia interesante para ser contada aquí. Es la fundadora de Bohemian Nature.

Nos parece una mujer cuya pasión por lo que nos rodea invade toda su artesanía. La joyería no algo reservado a unos pocos, es para quienes saben apreciar lo que tienen entre manos, diseñado desde el corazón y con conciencia, para las personas y para el mundo. Porque no se trata sólo de un diseño bonito, se trata de construir un mundo valioso, ya lo veréis en la entrevista.

¿Cuál es la pasión que vuelcas en Bohemian Nature? ¿cómo la descubriste?

Siempre he sido la oveja bohemia de la familia, de pequeña me gustaba pintar, bailar, cantar…Tenía un juego, el “Diseño de moda”, y me encantaba…siempre pedía para Reyes ese tipo de juegos, y desde bien pequeña decía que quería diseñar. La pasión que vuelco es diseñar y fabricar con el corazón y poner el alma en cada pieza.

Desde que empezaste con Bohemian Nature hasta hoy ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado Bohemian Nature? ¿de dónde viene esa pasión?

Ha evolucionado bastante, de hecho cuando empecé hacía complementos y accesorios de crochet porque no tenía formación para hacer joyería, y además lo hacía como hobbie. Y poco a poco, me daba cuenta de que aunque podiía desempeñar otros trabajos, no me llenaba ni me sentía realizada, y cuando me dedicaba a la artesanía, era como si no hubiese problemas ni mundo alrededor, era feliz, así que me empeñé a toda costa en encontrar una manera de poder hacer de este hobbie algo más serio. “Trabaja en lo que te gusta, y no trabajarás nunca” (Dicen…). Y suena super tópico, pero si me tocase la lotería y me hiciese rica, seguiría haciendo lo mismo, igual con menos presión de tener que vender, y desde una casa con vistas al mar, pero no dejaría de hacerlo.
Cómo fue la primera vez que imaginaste que esto podría ser un potencial negocio?

Fue algo gradual, empecé haciendo ganchillo, después estudié joyería y orfebrería, y en ese camino empezaban a surgir marcas de joyería comercial que se estaban posicionando muy bien, pero me fui dando cuenta de que no tenían esa cercanía con el cliente, en ellas no puedes hablar con el que te hace la joya, ni personalizar casi nada, muchas no son respetuosas con el medio ambiente, tienen unos precios desorbitados para lo que son, otras importan de china y ni si quiera son materiales buenos… y vi que todo eso que a mi me preocupaba, podría ser también importante para otras personas. Y aunque sabía que eran marcas que tienen un marketing super potente, que no puede tener un pequeño artesano, podía tener un nicho de mercado al que le preocupe el medio ambiente, que los trabajadores tengan un trato justo, que se haga con buenos materiales y a un precio razonable…

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor es poder organizarme el tiempo, y hacer lo que me gusta y que le guste a los demás, hacer algo con todo tu amor y que la persona que lo recibe te diga “me encanta, es justo lo que quería” es una sensación…que no sabría describir con palabras.

Lo peor seguramente, a parte el tema de papeleos, burocracia, y pocas facilidades que tenemos las emprendedoras en este país…tener que luchar y defender a diario los porqués de lo “hecho a mano”, que no se valore el trabajo porque hay personas que compran piezas ya hechas, las montan,y dicen que es hecho a mano. Lógicamente eso se refleja en el precio, y por culpa de esto se está perdiendo el trabajo artesano de verdad.

El trabajo artesano entendido como aquel en el que ponemos nuestro sello personal en lo que hacemos, tiene un valor especial para las personas ¿Cuál es el cliente ideal que disfruta al máximo de Bohemian Nature?

En Bohemian Nature además de los materiales comunes en joyería trabajamos con ecoplata y oro con sello de comercio justo, por lo que el cliente ideal, es aquel que se preocupa por el medio ambiente y por las personas, que quiere ir a la moda pero con un toque diferencial y personal. Me siento muy identificada con el slowfashion y el concepto danés “Hygge” ,que significa que el secreto de la felicidad está en las pequeñas cosas, en el sentido de que no se necesitan mil joyas baratas que usarás 2 veces y se romperán, es mejor tener 3 especiales hechas para ti, y para toda la vida.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente. Eso que te saca una sonrisa.

El mejor momento es cuando ves que las cosas empiezan a funcionar, y que lo que haces le llega a la gente. Hay mucho trabajo en una pequeña empresa, sobretodo cuando no cuentas con un súper respaldo económico y nos convertimos en fotógrafas, redactoras del blog, webmaster, publicistas y lo que haga falta oiga…Así que cuando empiezas a ver que todo en lo que te has dejado la piel y el alma empieza a funcionar, no tiene precio.

Y también, por ejemplo, todas las piezas las hago con cariño, pero cuando son alianzas de boda me hace especial ilusión, soy muy romántica y formar parte de uno de los momentos de la vida de dos enamorados me encanta, saber que lo has hecho con todo tu amor, y que parte de ese amor les va a acompañar siempre, que les han gustado y las llevarán el resto de su vida es una sensación preciosa…

Respecto al sello personal que imprimes en tu negocio. ¿Qué hay de Silvia en Bohemian Nature? ¿Qué hay tuyo en los servicios que ofreces desde Bohemian Nature?

Todo. Desde el nombre, el packaging, los diseños, los materiales, todo. A mi me encanta la naturaleza y aunque vivo en Aldaia (Valencia) los que me conocen saben que desde pequeña mi corazón está en Jávea, su luz, su mar, sus cabos, sus atardeceres…me inspira mucho, por eso intento usar materiales que sean en la medida de lo posible respetuosos con el medio ambiente; Tengo una pulsera cuyos beneficios van a la fundación “The Ocean Cleanup”, para la limpieza de los océanos. El packaging es de cartón kraft reciclable porque pienso que hay que generar el menor plástico posible.

Además algo que tenía claro desde el principio es que quería que las joyas que hago fuesen personalizables, porque yo tengo las manos y las muñecas pequeñas y me daba mucha rabia no poder encontrar anillos para mi,o brazaletes que me ajustasen, y esto es algo que SOLO se puede hacer si la joya es artesanal, no puedes ir a una marca comercial de las tantas que hay hoy en día y pedir que te hagan algo a ti, porque trabajan con moldes la mayoría y no hay ese contacto directo con el artesano…

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con Bohemian Nature? ¿Qué consecuencias tuvo?

Creo que precisamente la decisión más difícil ha sido aceptar las consecuencias que tiene ser empresaria en este país, afrontar que moralmente es duro, que todas las decisiones van a recaer sobre ti, tanto si son buenas como malas, y económicamente también cuando no se tiene un gran respaldo económico detrás, es difícil renunciar a un sueldo y saber que habrá meses que tendrás que hacer malabares para encajar todo​…

Los negocios desde la pasión, en gran medida, se apoyan en las personas de confianza, en nuestra red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? ¿y cómo lo hicieron?

En mi caso me he apoyado mucho en mi familia y mi pareja, he tenido mucha suerte. Porque siempre me han apoyado moralmente en todo y de ellos nunca he escuchado no lo hagas, siempre ha sido un “ánimo, tu puedes”. Además tanto mi padre que fue empresario, aunque ya está jubilado, como mi pareja que emprendió hace 14 años afortunadamente con éxito, ambos me aconsejan mucho cuando yo estoy obcecada en algo y no veo el camino. Profesionalmente haría una mención especial a mi colega de profesión y amiga Amparo (Ampi) que es emprendedora también y nos apoyamos mucho, compartimos ideas, y nos ayudamos mucho, porque al final en esto estás sola, y la mayoría de días son muy buenos, pero alguno hay que no y, para eso, ahí estamos.

También he tenido mucha suerte de contar además de con los puntos de venta en general, por ejemplo con Susana de Oh Maggie como primer punto de venta, porque al final tener solamente negocio online es difícil y ella desde el principio acogió la marca, y hemos hecho una sinergia muy chula.

Queremos saber un poco más de ti. Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie, algo que haya marcado cómo es hoy Bohemian Nature y que cuente un poco de la visión que hay detrás.

Soy muy de series. Friends me encanta, he visto cada capítulo más de 20 veces y me sigo riendo igual o más que la primera vez… Como conocí a vuestra madre, The Big Bang Theory, Juego de tronos…y me gustan las que al final te hacen reflexionar, hace poco en el cierre de un capítulo escuché algo que me encantó:

Por suerte, aprendí algunas cosas a través de los años; Lo que vives hoy, no lo vivirás igual mañana, nunca es demasiado tarde para enmendar errores pasados; Que cuando las cosas miran hacia abajo,puedes mirar hacia arriba, y coger oportunidades que nunca imaginaste que tendrías…

También me inspira mucho la música, P!nk me encanta, tiene esa voz desgarrada y potente, y a la vez delicada, y ese mensaje de: eh, soy una tía, sí, y estoy aquí como un torbellino para arrasar y darle la vuelta al mundo.

Y un libro, ahora mismo me estoy leyendo “El poder del ahora” porque tiendo mucho a vivir en el mañana, y la vida es hoy!!

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en Bohemian Nature, ese tema que no puedes demorar más?

Pues no es que no pueda demorarlo, pero mi objetivo más próximo es trabajar en más puntos de venta. Jávea es uno que me hace mucha ilusión desde hace mucho tiempo pero no se acaba de dar, y quiero trabajar en eso. También en cambiar un poco el concepto de las tiendas de ropa, porque muchas son reacias a trabajar con marcas artesanas o con complementos y quiero trabajar en eso para que haya mayor apoyo y vean que funciona muy bien.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias con sello personal, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

Creo que cada cual ha de vivir esas experiencias buenas y no tan buenas porque son necesarias para poder aprender, pero les diría que cuando las vivan, si no son buenas, que no se desanimen,que cada error, es una oportunidad de mejorar, y es duro pero muy satisfactorio. Y sobretodo que trabajen desde el amor, en esto hay que dejarse la piel y es cansado y si no se hace desde el amor se quedarán en el camino. Así que, que encuentren algo que les apasione de verdad y a por ello, todo lo que se hace desde el amor, se siente y vuelve más grande!!

Vivir de tu pasión nos hace vivir una vida llena de experiencias ¿Quieres contarnos una anécdota?

Pues os contaré que uno de los juegos que pedí cuando era pequeña fue el “Diseña tus joyas”…no sé si fue una señal, pero así fue. Y que la primera vez que quise emprender fue hace 9 años, también con un negocio online de bisutería y por una serie de cosas no funcionó…lo que hace que para mí sea mucho más especial poder estar hoy aquí. El que la sigue la consigue 😉

Conoce más sobre Silvia y su pasión en Bohemian Nature.

Entrevistas Artesanas: Dora Perelló y la Coquería

A Dora Perelló la conocimos en la segunda edición del taller CtPtN en Dénia y su proyecto de incorporar les coquetes a los hábitos alimenticios, sustituyendo la comida rápida-basura,  estaba empezando. Recuerdo que aquel taller nos comento que  iba a comprar una caravana. Había recuperado la receta de su abuela, aunque suene a tópico,  y estaba convecida de que comida sencilla y  saludable, tradicional, era una opción que la gente iba a apreciar.

Es una mujer inquieta y apasionada, una de esas emprendedoras 100% que no dejan de aprender, probar e innovar. Es una emprendedora artesana y ahora nos ha hecho un hueco en su agenda para responder a nuestras preguntas.

En tu facebook leemos que La Coquería es un espacio itinerante dedicado a la elaboración de cocas artesanas, típicas de la Marina Alta ¿Podrías decir en una palabra o frase cuál es tu pasión? ¿cómo la descubriste?

Mi pasión es la cocina tradicional, artesana; de pequeña, recuerdo que ya me gustaba trastear en los fogones de mis abuelas. De hecho, conservo una cicatriz en mi dedo por un corte pelando alcachofas con mi abuela. Ellas me consentían más que mi madre.

Desde que descubriste el mundo de las cocas hasta hoy que llevas adelante La Coquería ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado La Coquería? ¿de dónde viene esa pasión?

Las cocas me han gustado siempre, es una comida que me encanta. En La Marina hay varios tipos de masas que dan como resultado cocas diferentes y todas están buenísimas.
La Coquería nace de detectar una necesidad en las calles, no hay establecimientos específicos para un producto autóctono. Puedes encontrar un determinado tipo de coca en una panadería, en un restaurante, como tapa de un bar; pero no un local que te ofrezca una amplia variedad de cocas, tanto dulces como saladas, que es lo típico en nuestra comarca.

¿Cómo fue la primera vez que imaginaste que La Coquería podría ser un negocio?

Cuando mi anterior negocio, que estaba ligado a la construcción, empieza a decaer a raíz de la crisis del ladrillo, me planteo qué hacer si cierro. Me pregunté ¿qué disfruto haciendo, cuáles son mis hobbys, qué me ocupa horas y no me cansa (excepto las piernas)? Y ganó por goleada la cocina.
Junto con mi hermana abrimos un bar de tapas e introducimos las cocas. Tuvimos muy buena respuesta por parte del público y ya se me empezó por la cabeza la idea de La Coquería.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor es que te permite desarrollar tu pasión, fijarte objetivos y metas y cuando se van logrando producen una satisfacción inmensa. No dependes de nadie, el techo te lo marcas tú.
Lo peor del emprendimiento es la burocracia que lo acompaña, los altos costes y las escasas ayudas.
Tomar decisiones en el día a día siempre acompañados por el miedo a fallar también es complicado. Todos sabemos que emprender no es fácil, es una carrera de fondo a la que hay que apuntarse con una motivación muy alta y mantenerla, porque hay caídas que tenemos que superar, levantarnos y seguir adelante siempre con la mente puesta en nuestra meta. Haciendo se aprende, pero fallando también. La pasión ayuda a seguir cuando flaquean las fuerzas.

El trabajo artesano tiene un valor especial para las personas ¿En quién piensas cuando creas?

Siempre en la satisfacción del cliente, dándole el mejor producto, para sorprenderlo y ofrecerle más de lo que espera.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente, etc.

“Sois lo mejor de la feria, con diferencia” fue un comentario de un cliente en una concentración de foodtrucks. Poner en marcha el obrador y el nacimiento de cada foodtruck han sido grandes satisfacciones.

El trabajo artesano es aquel en el que consigues introducir tu sello personal en lo que haces. ¿Qué hay de Dora en La Coquería? ¿Qué hay tuyo en las cocas que preparas?
De Dora hay mucho en La Coquería, sobretodo el alma; diríamos que me duermo y me despierto pensando en mi negocio. Mis cocas tienen corazón.

 

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con La Coquería? ¿Qué consecuencias tuvo?

Nuestra salida a la calle, ya que las primeras ferias las hicimos bajo carpa. Era complicado cocinar con viento y pronto nos planteamos la compra del primer foodtruck. Eso ya era subir un escalón importante en la consolidación del negocio. Empezar a buscar ferias, meternos más de lleno en el sector y en toda la problemática que lo rodea.

Los negocios artesanos, en gran medida, suelen apoyarse en gente de confianza, en una red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? y cómo lo hicieron?

Mi hermana está conmigo desde el primer día. Llevamos el negocio entre las dos y cuando es necesario recurrimos a otros miembros de la familia o buscamos ayuda externa en ocasiones puntuales.

Queremos saber un poco más de ti. Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie. Un referente que te haya marcado en tu visión del mundo que aplicas en tu negocio.

Me gustan mucho los libros de crecimiento personal y del mundo del emprendimiento. Leo bastante sobre estos temas y siempre que puedo me gusta acudir a cursos y conferencias sobre emprendimiento. A películas no soy muy dada, pero Chef me encanta porque relata la puesta en marcha de un foodtruck.
Libros me gusta leer a Carlos Delgado, Borja Vilaseca, Alex Rovira, Sergio Fernández, Josué Gadea.

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en La Coquería? ¿ese tema que no puedes demorar más?

Pues lo próximo será la apertura de nuestra primera Coquería en Denia, la capital de La Marina. Un espacio de comida para llevar, donde encontraréis cocas recién hechas durante todo el día.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias artesanas, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

La clave para vivir de tu pasión es precisamente poner pasión en lo que haces, tomar acción e ir subiendo peldaño a peldaño, objetivo a objetivo hasta alcanzar la meta.
El éxito es una mezcla de acción , pasión , constancia, perseverancia y paciencia.
No emprender nunca por dinero, pensar siempre y ante todo en satisfacer al cliente, dándole el mejor producto .
Un negocio empezado desde 0 es como un hijo; lo engendras en tu mente, se va gestando en tu interior, lo ves nacer, lo cuidas, te esfuerzas, te desvelas por él, te da alegrías y tristezas. Estás enamorada de él hasta las trancas, porque si no lo estás, mejor déjalo.
Ya que tenemos la posibilidad de elegir, elijamos bien y disfrutemos del camino.

Entrevistas Artesanas: Lola Puig y Ca la Lola

Entrevistas Artesanas: Lola Puig y Ca la Lola

A Lola Puig la descubrimos, por casualidad, navegando entre los proyectos que financia Triodos Bank. Vimos su restaurante «El Fort» que describían con expresiones como “Cocina ecológica, tradicional y con un toque de modernidad” o “pequeño restaurante está adherido al movimiento Slow Food con capacidad para 30 personas”, “menús de temporada cuyos ingredientes, en su gran mayoría, han sido producidos de forma ecológica”.

Todos estos ingredientes: tradicional, modernidad, comida lenta, pequeño, de temporada; nos sonaban mucho al porqué de la Ruta. Y navegando, navegando descubrimos Ca la Lola, el proyecto que materializa la Pasión de Lola por cocinar para alimentar. Le hemos pedido un momento en su ajetreada agenda para conocer mejor su actual proyecto.

En tu web leemos que el anhelo por comer bien, equilibrado, sano y de temporada ha sido una constante en tu vida. ¿Podrías decir en una palabra o frase cuál es tu pasión? ¿cómo la descubriste?

Mi pasión es el “buen alimento” en todos sentidos.
Mi abuelo, muy querido por cierto, me la transmitió desde muy pequeña.

Desde que empezaste cocinado en El Fort d’Ullastret hasta hoy que llevas adelante Ca la Lola ¿cómo ha sido esa evolución? Las pasiones, aquello que haríamos aunque fuéramos ricas, no suelen venir de un día para otro. Ahora con la perspectiva que te da el tiempo, ¿por qué crees que has creado Mon Aliment? ¿de dónde viene esa pasión?

Me viene de antes de tomar las riendas del Fort, ahora Ca la Lola, soñaba con cocinar para alimentar, lejos de hacerlo para saciar hambre. Mon Aliment salió de la necesidad de compartir conocimientos con quien lo necesite desde el acompañamiento.

Previo a la etapa del Fort yo trabajaba de terapeuta especializada en alimentación-nutrición en México, país que me acogió durante 9 años, fue allí en dónde me formé en estos temas y ya formada, puse un espacio en donde acompañaba a las personas que lo requerían.

¿Cómo fue la primera vez que imaginaste que Mon aliment podría ser un negocio?

Yo primero visualizo qué me gusta, cómo me siento, luego valoro si sería bueno para los demás y el negocio viene por ende.

Para tí ¿qué es lo mejor de tener tu propio negocio? ¿Y lo peor?

Lo mejor: la independencia, la libertad, no llevo nada bien el ser mandada.
Lo peor: el llevar equipos con toda la complejidad que esto supone y toda la parte de gestión administrativa.

El trabajo artesano tiene un valor especial para las personas ¿En quién piensas cuando creas?

Cuando creo no pienso, siento. Si pienso, se me bloquea la creatividad.

En todo este tiempo como empresaria ¿cuál ha sido el mejor momento? Lo que más satisfecha te ha hecho sentir. Quizás sea un logro en tu empresa, quizás un comentario de un cliente, etc.

Muchos momentos: sobretodo cuando tienes un feedback positivo externo: cliente, compañero de trabajo, mi familia y en dos ocasiones me he sentido muy alabada: en 2009 cuando me anunciaron que me habían elegido candidata a Cocinera del año por Periódico de Cataluña y Fórum Gastronómico y en 2015 cuando me dieron el premio Ecogastronómico los de Biocultura-Vida Sana.

El trabajo artesano es aquel en el que consigues introducir tu sello personal en lo que haces. ¿Qué hay de Lola en Mon Aliment ? ¿Qué hay tuyo en los menús que preparas?

¡Todo! en ocasiones comparto creación con el equipo pero sin salir de los parámetros de la filosofía y del estilo Lola. Si no, cedería mi poder y se me volvería en contra.

Ser empresaria es tomar decisiones. ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar con Mon Aliment ? ¿Qué consecuencias tuvo?

El cerrar etapas cuando ya se acabaron, me cuesta mucho poderlo ver y actuar. Las consecuencias nunca son las mismas pero hay un denominador común: bloqueos en el camino.

Los negocios artesanos, en gran medida, apoyarse en gente de confianza, en una red profesional. ¿En quién te apoyaste para convertir tu pasión en un negocio? y cómo lo hicieron?

En personas y amigos del sector, de hecho es indispensable poder compartir siempre que lo necesitas. Siempre es recomendable tener un intercambio de ideas así como de poderlas ofrecer cuando te profesionalizas.

Queremos saber un poco más de ti. Nos puedes sugerir un libro, una película o una serie. Un referente que te haya marcado en tu visión del mundo que aplicas en tu negocio.

Libro: “Residuo zero en casa” de Bea Johnson. Pol.len ediciones

Y como toda empresaria, siempre hay un objetivo que alcanzar. ¿Qué es lo próximo en Mon Aliment ese tema que no puedes demorar más?

Expandir mi proyecto hacia toda la península y Latinoamérica. Y más proyectos que me los guardo para que no pierdan fuerza.

Si tuvieras que transmitir una enseñanza vital como empresaria a otras empresarias artesanas, ¿qué les dirías? Algo que se ha grabado a fuego, ya sea por tu experiencia con clientes, la manera de darte a conocer, ¿Cuál dirías que es la clave para vivir de tu pasión?

Seguir al corazón en todo momento, sortear por completo los miedos, arriesgarse, tirarse al vacío y seguir los mensajes del alma obviando los comentarios o juicios de los otros.

Vivir de tu pasión nos hace vivir una vida llena de experiencias ¿Quieres contarnos una anécdota?

La que viví ayer y que se ha repetido por enésima vez: me contacta una bióloga brasileña que está de paso por Barcelona, le han hablado de mi y quiere conocerme. Yo le hice un pequeño hueco dentro de mi agenda sintiendo que era necesario y hoy me siento encantada de haber compartido estos instantes con ella.

O lo que me hacéis vivir vosotras en estos momentos. Estoy muy agradecida con ustedes por el proyecto, por haberme hecho partícipe y con la vida por ser tan generosa!!!